Bilbao

Bilbao es la mejor ciudad del mundo pero tú aún no lo sabes

Un reportaje de Naiara Alcobre

1. EL ‘EFECTO BILBAO’

“Esto antes olía mal, estaba sucio y no se veía por la contaminación”, es una frase que los lugareños repiten mientras se les hincha el pecho viendo lo bonita que ha quedado la villa. Para muchos ya es difícil recordar ese Bilbao gracias al impresionante cambio que ha dado en poco tiempo.

Urbanistas, arquitectos y gestores de ciudades de todo el mundo estudian y hablan del ‘Efecto Bilbao’ y de cómo esta ciudad, que en los 90 se encontraba en medio de una crisis social y económica de espanto, se transformó en menos de una década en referencia de modernidad por su actividad cultural y su calidad de vida.

El río, la

El río, la “playa” de Bilbao

iStock

2. CÓMODA Y PRÁCTICA

Bilbao no es una ciudad grande, de hecho, no llega a los 350.000 habitantes. Pero esto le da una de las características que más felicidad despierta entre los que la conocen: se puede ir andando a todas partes. Si bien la red de transporte público de la ciudad es una de las mejores y más cuidadas del país (con tranvía, metro – ¡el más limpio de Europa, ni más ni menos! -, cercanías, y una extensa línea de buses o bicis municipales siempre cerca) no hay nada comparable con pateártela. En media hora, si es que consigues no caer en el vicio y hacer una paradita aquí y otra allí, la recorrerás de punta a punta.

Pero su cómodo tamaño no hace que desmerezca frente a las grandes urbes. A Bilbao no le falta nada: aeropuerto internacional, museos de primer nivel (el archiconocido Guggenheim o el Museo de Bellas Artes, entre otros), teatros, galerías de arte, mercadillos urbanos, salas de conciertos con un plan para cada noche como el Kafe Antzokia o el Satélite T, iniciativas culturales superinteresantes que están regenerando el panorama artístico de la ciudad y barrios antaño olvidados (sólo hay que darse una vuelta por Bilbao La Vieja o Zorrozaurre para ver el cambio) y festivales de música de primer nivel como el Bilbao BBK Live o el BIME, han convertido a esta ciudad del norte en parada imperdible en cualquier época del año.

Bilbao es la mejor ciudad del mundo, pero tú aún no lo sabes

Se puede ir a cualquier sitio andando

Alamy Stock Photo

3. EN NINGÚN SITIO SE COME TAN BIEN COMO EN BILBAO

Decíamos eso de “si es que consigues no caer en el vicio” porque no será fácil. Bilbao es una de las ciudades en las que mejor se come del mundo. Hasta hace relativamente poco era complicado encontrar cadenas de comida rápida en la propia ciudad y es que aquí el tema de la comida se toma muy en serio. Esto es el País Vasco, el lugar con más Estrellas Michelín per cápita del mundo, ¿qué esperabas?

Hay opciones para todos: chefs famosos en el Nerua o el Mina, inmejorables menús del día por menos de 15 euros como los del Ágape o El Perro Chico y barras de pintxos que no llegan a 2 euros para no parar de salivar como las de El Globo, el Santa María o el Irrintziharán que dejes la operación bikini aparcada hasta el próximo lunes. No te preocupes, habrá merecido la pena.

Las tapas de Bilbao

Las tapas de Bilbao: patrimonio de la Humanidad

iStock

4. ANTIGUA, PERO MODERNA

Tradicional y cosmopolita a la vez ha sabido resguardar la identidad de sus más de 700 años sin darle la espalda a la innovación. Por las calles de su Casco Viejo, Monumento Histórico-Artístico y el núcleo que dio origen a la ciudad, encontrarás un imponente mercado deabastos Art Decó, catedrales góticas y palacios tardo-renacentistas, pero también las tiendas y cafeterías más cool, como Malmö Gallery o Bohemian Lane.

 

Y es que los contrastes de la ciudad son muy notables. Solamente cambiando de orilla de la Ría y dejando atrás el Casco, las vistas cambian radicalmente y no se tarda mucho en encontrar edificios diseñados por primeros nombres de la arquitectura mundial contemporánea como La Alhóndiga de Philippe Starck, el Guggenheim de Frank Gehry o las torres de César Pelli e Isozaki, que han cambiado para siempre el skyline de la ciudad.

Casco Viejo

Casco Viejo

iStock

Bilbao es la mejor ciudad del mundo, pero tú aún no lo sabes

Los contrastes están servidos

Alamy Stock Photo

5. NO TIENE PLAYA, PERO CASI

Sí, es innegable que tener una playa urbana les da un toque especial a las ciudades, pero en Bilbao nadie se queja: está la Ría. Espina dorsal de la villa, desde que dejó atrás su pantone marrón – industrialización darse un paseo por cualquiera de sus riberas es una delicia. Ahora, totalmente regenerada y limpia, ver a gente haciendo paddle surf, piragua o remo se ha convertido en parte del día a día del paisaje.

Si esto no fuese suficiente, otra de las características que hacen de Bilbao un lugar como pocos es que tiene metro directo a playas que bien merecen una visita: Azkorri, La Salvaje o Plentzia esperan a escasos 30 minutos en tren, ¡ahí es nada!

Bilbao es la mejor ciudad del mundo, pero tú aún no lo sabes

¿Un poquito de piragüismo?

Alamy Stock Photo

6. VERDE POR TODOS LOS COSTADOS

‘Botxo‘ es el apodo cariñoso con el que sus vecinos llaman a Bilbao. Esta palabra significa ‘agujero’ y es que la ciudad está encerrada entre montañas. Por eso, se mire a donde se mire, siempre hay verde. Subir al monte es un plan que cualquier bilbaíno de pro tiene en la recámara: ir al Pagasarri el domingo antes del vermú o subir a dar un paseo a Artxanda, tanto a pie como en su centenario funicular en cuanto el termómetro alcanza los 15 grados, son alternativas perfectas para disfrutar de la naturaleza a un paso de la ciudad.

Saliendo un poquito de Bilbao, esta maravilla

Saliendo un poquito de Bilbao, esta maravilla

Alamy

7. TAMPOCO LLUEVE TANTO

Inviernos suaves y veranos agradables, ¿qué más se le puede pedir a la vida?

Vale, sí, llueve, pero es el precio a pagar por tener tanto verde alrededor.

La ciudad agradece el sol como nadie y a nada que caen cuatro rayitos, las casas se vacían, las terrazas se multiplican en cuestión de segundos y las calles se abarrotan de gente dispuesta a recargarse de vitamina D. Pero como se han sufrido años de 300 días de lluvia horizontal, los planes no se aparcan ni aunque el sirimiri se convierta en granizo. Además, en serio, ya no llueve tanto como antes, ¡que venga alguien a decirle a uno de Bilbao que el cambio climático no existe!

Que no, que no llueve tanto en Bilbao

Que no, que no llueve tanto en Bilbao

iStock

8. ESTÁ EN BIZKAIA

Bilbao está en la provincia de Bizkaia, una de las regiones más bonitas de España y eso significa que está cerquísima de San Juan de Gaztelugatxe, de las cuevas de Pozalagua en Karrantza, de los pueblos costeros de Elantxobe, Mundaka y Ondarroa, de Gernika y del Bosque de Oma, entre otras muchas maravillas.

San Juan de Gaztelugatxe

Saliendo un poquito de Bilbao, ESTO también

Alamy

9. LOS BILBAÍNOS

Una de las características más marcada de los de Bilbao es el orgullo que sienten por su ciudad y su capacidad para hacer gala de ello siempre que se les presenta la ocasión. Si a esto le sumamos además que la ciudad ha estado mucho tiempo fuera de los circuitos turísticos por distintos motivos, veremos rápidamente que el local está siempre dispuesto a echar un cable al turista, volcándose en hacer que se sienta bienvenido y con ganas de volver. No es raro que cuando un bilbaíno ve a alguien con un mapa por la calle sea él mismo quien se acerque a preguntar cómo puede ayudar, ofreciendo un par de consejos sobre qué ver y dónde ir sin que nadie se lo pida. Y es que en esta ciudad la gente es tan maja y acogedora que, como te descuides, lo mismo te sacan una ronda.

Bilbao es la mejor ciudad del mundo, pero tú aún no lo sabes

Señora satisfecha contemplando sus dominios

Alamy Stock Photo

Via: traveler.es

BilbaoHiria.com Copyright © 2015 info@bilbaohiria.com +34 944 413 920

To Top