Bizkaia

El “ladrillo” se reactiva en Euskadi

El informe revela que el valor generado por el sector de la construcción vasco creció en 2016 el 1,6%, “lo que supone triplicar el ritmo de crecimiento” de 2015, ejercicio en el que aumentó un 0,5%, “tras ocho años de caídas continuas”.

 La actividad vinculada con la edificación es la que impulsa al sector, al aumentar un 3,9% en 2016, mientras que la asociada a la obra civil mantuvo una tendencia “claramente negativa”, de -10,9%. La evolución de las licencias de obras confirma este comportamiento positivo de la actividad de edificación, tanto en el caso de las licencias de obra de nueva planta (+16,6%), como en el de las vinculadas a obras de rehabilitación (+14,5%).

El número de compraventas de viviendas nuevas se incrementó también en un 5,5%, “en paralelo a un ligero repunte de los precios de venta en 2016”, hasta alcanzar un total de 2.495 operaciones, “el mayor registro desde 2013”.

Pedro Jáuregi ha indicado que, sin embargo, la actividad asociada a obras de nueva planta “se encuentra alejada todavía de los registros previos a la crisis”. En concreto, el número de licencias de obra nueva (518) supuso apenas un tercio (31%) respecto a su máximo histórico de 2006 (1.654 licencias). Las 2.495 compraventas registradas el año pasado también “están lejos” de las 6.667 correspondientes a 2006.

Rehabilitación

La actividad de rehabilitación continuó en 2016 su tendencia positiva, con 2.567 licencias, “el máximo histórico desde que se dispone de la serie histórica del Gobierno vasco.

Además, el sector generó empleo neto “a un ritmo significativo”. La población ocupada de la construcción vasca creció en un 1,1%. Este incremento “contrasta con la caída del empleo observada en 2015 y viene a consolidar el cambio de tendencia en el sector”.

Grúas de construcción en Vitoria. Foto: Irekia
Grúas de construcción en Vitoria. Foto: Irekia

A pesar de este “moderado crecimiento”, el viceconsejero cree que el balance de la crisis para el empleo sectorial resulta “muy negativo”, con la pérdida de 35.600 empleos en relación a 2008, casi el 43% del existente a esa fecha.

El pasado año fue el primero, desde 2009, en el que se constata un aumento del número de establecimientos dedicados a la venta inmobiliaria (4,1%), mientras que en la rama de construcción se mantiene la tendencia negativa.

“La destrucción del tejido empresarial ha sido muy considerable desde 2008, mostrando caídas del 40 y 48% en la rama de construcción e inmobiliaria, respectivamente”, según ha recordado Jáuregui.

Via: eldiarionorte.es

BilbaoHiria.com Copyright © 2015 info@bilbaohiria.com +34 944 413 920

To Top