22 de mayo de 2024 | 5:23

Actualidad

4 condenados a 138 años por violación en manada a una menor en Palma

Jesús Carames

15 de mayo de 2024 | 7:30 pm

La Audiencia Provincial ha condenado a penas que suman 138 años de prisión a cuatro jóvenes por violar en manada a una menor de 15 años en Nou Llevant, Palma.

La Audiencia Provincial ha dictado una sentencia que ha conmocionado a la sociedad. Cuatro jóvenes han sido condenados a penas que suman un total de 138 años de prisión por la violación en grupo de una menor de 15 años, quien se había fugado de un centro de internamiento y residía en un piso okupado en Nou Llevant, Palma. Este fallo marca un precedente en la lucha contra la violencia sexual y el abuso de menores.

Detalles del crimen y el juicio según el tribunal, los procesados irrumpieron en la habitación donde residía la víctima y la forzaron a mantener relaciones sexuales con todos ellos.

Uno de los condenados, además, intentó vender a la adolescente por 1.000 euros a un hombre para que la prostituyera y repartirse las ganancias. La sentencia declara a los acusados autores de cuatro delitos de agresión sexual, imponiendo 50 años de prisión a uno de los procesados, 32 años a dos de ellos y 24 años al cuarto. Todos ellos se beneficiaron de la atenuante de dilaciones indebidas debido a las demoras en el procedimiento judicial, que se prolongó durante ocho años.

Contexto y situación de la víctima

Los hechos ocurrieron en un domicilio okupado donde uno de los acusados vivía. La víctima, una menor de 15 años, se había fugado de un centro de internamiento y residía allí bajo el control de uno de los procesados. Este individuo la obligaba a realizar tareas domésticas y a llevar comida y tabaco a cambio de permitirle pernoctar en la vivienda. En la noche del 8 de enero de 2016, la adolescente estaba en una de las habitaciones con otro menor de edad, fumando marihuana y bebiendo alcohol. Fue en ese momento cuando los cuatro acusados, acompañados de otro menor, irrumpieron en la habitación con la intención de mantener relaciones sexuales con ella.

A pesar de que la víctima se negó, los acusados la forzaron y la amenazaron, creando una situación de sometimiento y miedo.

El tribunal relata que la presencia de siete individuos en la habitación, sumada al consumo de alcohol y marihuana, limitó la capacidad de respuesta de la menor. Los procesados aprovecharon esta situación para abusar sexualmente de ella en grupo. El joven que controlaba el domicilio le dijo que en su casa se hacía lo que él decía, reforzando así el clima de terror y sumisión.

Consecuencias para la víctima

La menor, que ya había vivido situaciones traumáticas previas, ha estado sometida a tratamiento psicológico desde que ocurrieron los hechos. Las secuelas del abuso han sido profundas, y la adolescente necesitará tratamiento en muchos momentos de su vida para superar las consecuencias de este brutal ataque.

El tribunal ha ordenado a los cuatro condenados indemnizar a la víctima con 100.000 euros y les ha prohibido comunicarse con ella de por vida.

Esta indemnización busca reparar, en la medida de lo posible, el daño infligido a la menor, aunque el impacto emocional y psicológico difícilmente podrá ser compensado por una suma económica.

Más noticias