18 de mayo de 2024 | 9:28

Actualidad

A SUMAR le cuesta el doble de votos conseguir un diputado que al PSOE

Jesús Carames

19 de junio de 2023 | 5:00 pm

En la vibrante escena política española, el PSOE y SUMAR afrontan un nuevo desafío: el sistema electoral. Un problema aritmético que no sólo cuestiona la equidad de la representación política, sino también, y más preocupante aún, abre la puerta a un dominio incontestable de la derecha.

El Panorama Actual: Un Laberinto de Números

La realidad es cruda pero reveladora: el PSOE necesita 50.000 votos para obtener un diputado, mientras que cualquier alternativa de izquierda, como SUMAR, necesita el doble, 100.000 votos, para el mismo logro. Una desigualdad que parece inaudita en un sistema que se enorgullece de ser representativo y equitativo.

¿Por Qué Esta Disparidad?

El sistema electoral español, un mecanismo de representación proporcional, se basa en una fórmula matemática compleja. La ley D’Hondt, en combinación con la distribución geográfica de los votantes, favorece a los partidos mayoritarios en cada circunscripción.

La densidad de votantes en áreas urbanas, donde predomina la izquierda, significa que se necesitan más votos para ganar un escaño. Por el contrario, en áreas rurales, donde la derecha tiende a tener un fuerte respaldo, los escaños se obtienen con menos votos.

La Amenaza de la Derecha

El peligro real no es la desigualdad en sí misma, sino sus implicaciones. Si este desbalance se ignora, la posibilidad de que la derecha arrase no es una mera hipótesis, sino una consecuencia casi ineludible. Un dominio político que podría llevar a un desplazamiento del equilibrio del poder y a una polarización aún mayor.

Una Llamada a la Acción

Este escenario no es una fatalidad. La izquierda, consciente del desafío, puede y debe tomar medidas. La colaboración entre partidos de izquierda para construir coaliciones fuertes, la educación de los votantes y la defensa de una reforma electoral son algunas de las estrategias que podrían cambiar la ecuación.

¿Qué Sigue?

El futuro de la política española está en juego. El PSOE y SUMAR, junto con otros partidos de izquierda, deben enfrentar este desafío para asegurar un panorama político equilibrado. El camino es largo y la pendiente es empinada, pero la historia nos ha enseñado que nada es imposible cuando la determinación y la colaboración se encuentran.

El voto, ese instrumento sagrado de la democracia, debe seguir siendo el reflejo de la voluntad del pueblo, no el producto de una ecuación matemática desequilibrada. La izquierda tiene la responsabilidad de defender este principio fundamental y garantizar que cada voto cuenta, independientemente del lugar de residencia del votante.

No se trata de una mera cuestión de obtener escaños, sino de proteger la esencia de nuestra democracia. Porque en última instancia, lo que está en juego no es sólo el poder político, sino el futuro de España.

Más noticias