26 de febrero de 2024 | 1:59

Actualidad

Agricultores amplían protestas y amenazan con cerrar puertos nacionales

Agricultores protestas

Mairenis Gómez

6 de febrero de 2024 | 8:22 pm

Movilizaciones masivas y bloqueo de puertos en España

En un giro inesperado que resuena en las calles y carreteras de España, el sector agrícola se planta firme en su lucha por un futuro sostenible y justo. Desde el amanecer, tractores y agricultores han tomado las principales vías de circulación, marcando el inicio de una protestas. Este martes, la tensión entre el campo y las políticas agrícolas actuales alcanza un nuevo pico, con cortes de tráfico y manifestaciones que evidencian un malestar creciente.

Un clamor por la dignidad y el reconocimiento del sector

La Dirección General de Tráfico confirma múltiples interrupciones, afectando significativamente la circulación y el transporte de mercancías. Catalunya, Madrid, Valladolid, Zaragoza… ninguna provincia parece quedar al margen de esta ola de protestas que, más allá de ser un acto de reivindicación, se convierte en un clamor por la dignidad y el reconocimiento del sector primario.

La raíz del descontento: una política agrícola común que no convence

La raíz de esta movilización masiva se encuentra en el profundo desacuerdo con la nueva Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea. Carles Vicente, voz de Unió de Pagesos, señala al exceso de burocracia y a las nuevas exigencias medioambientales como las principales piedras en el zapato de los agricultores. La complejidad para acceder a ayudas, sumada a la presión de adaptarse a normativas cada vez más estrictas, pone en jaque la viabilidad de muchas explotaciones. A esto se suman los desafíos de la sequía y la competencia desleal de países con menores estándares medioambientales, configurando un panorama que pide a gritos un cambio de rumbo.

El descontento se materializa en acciones contundentes.

Tractores que antes surcaban la tierra ahora bloquean carreteras y autovías, convirtiendo el asfalto en un inesperado campo de protesta. Desde Cataluña hasta Andalucía, pasando por el corazón de Madrid, las máquinas agrícolas se han convertido en barricadas móviles que, a paso lento pero firme. Desafían la cotidianidad de miles de ciudadanos, afectando de manera directa la circulación y el transporte de mercancías. La estrategia es clara, visibilizar su descontento y exigir cambios que consideran vitales para la supervivencia de su sector.

Los agricultores demandan soluciones concretas y urgentes

Más allá del desacuerdo con la PAC, exigen medidas efectivas contra la sequía que asola vastas áreas del país, una revisión de la ley de la cadena alimentaria que impida la venta a pérdida y, crucialmente, un freno a la competencia desleal de países con normativas medioambientales más laxas.

La respuesta del campo no se ha hecho esperar

Frente a estos retos, dos frentes de movilización han surgido, las organizaciones agrarias tradicionales, como Asaja, COAG y UPA, y una plataforma alternativa que, aunque minoritaria, se ha hecho notar por su activismo. La convocatoria a las protestas ha sido clara. Participar sin distintivos políticos, solo con la bandera de España y una negra, en señal de luto por la situación que atraviesan.

Agricultores protestas
El sector agrícola se planta firme en su lucha por un futuro sostenible y justo

Los puertos también se han convertido en escenarios de protesta

Las movilizaciones no se limitan a las carreteras; los puertos también se han convertido en escenarios de protesta. El anuncio de bloquear los puertos de Castellón y Valencia subraya la determinación de los agricultores por hacer valer sus demandas. Apuntando a la falta de control en las importaciones de productos agrícolas de terceros países como otro de los grandes males que enfrentan.

Como ciudadanos de Bilbao y Bizkaia, estamos llamados a comprender las demandas y protestas de nuestros agricultores. Frente a este escenario, es crucial mantenerse informados, ser empáticos con las demandas del sector agrario y, sobre todo, exigir a las autoridades soluciones que garanticen un futuro sostenible para la agricultura en España.

Más noticias