19 de julio de 2024 | 11:09

Actualidad

Amenazas contra Bingen Zupiria en Hernani provocan alarma en la política vasca

Mairenis Gómez

25 de junio de 2024 | 5:30 pm

Esta mañana, en Hernani, el pueblo natal de Bingen Zupiria, aparecieron pintadas amenazantes dirigidas al consejero de Seguridad del Gobierno Vasco

En Hernani, 2024, la bienvenida al nuevo Gobierno Vasco y al Consejero de Seguridad, Bingen Zupiria, se ha visto ensombrecida por actos de odio y amenazas. Las pintadas aparecidas en unos invernaderos del pueblo natal de Zupiria no son simples vestigios del pasado, sino una alarmante manifestación de la violencia que aún persiste.

«Zipaios en lucha»: el mensaje de odio

El día de la toma de posesión de Bingen Zupiria como consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, los vecinos de Hernani despertaron con la inquietante presencia de grafitis amenazantes en diversos invernaderos. Con esprai negro, los autores de estos mensajes plasmaron: «Zipaios en lucha tiro en la nuka Bingen erne ibili». Esta frase, claramente intimidatoria, muestra la gravedad del contexto político y social actual.

La simbología del odio: cruz gamada y estrella de David

Además de las amenazas directas, los invernaderos también exhibieron símbolos cargados de odio. Una cruz gamada y una estrella de David acompañadas de las siglas PNV fueron pintadas, añadiendo una capa de antisemitismo y extremismo a las amenazas. Estas imágenes, compartidas en la red social X por el Teniente de Diputado General de Gipuzkoa, Imanol Lasa, reflejan una preocupante continuidad de discursos y acciones violentas en el País Vasco.

Reacciones y condenas

Además, Imanol Lasa, en su publicación, expresó su rechazo y preocupación: «Así reciben algunos al nuevo Gobierno Vasco y al Consejero de Seguridad en su pueblo. No son tics residuales del pasado, sino la expresión del odio y la amenaza que aún perviven». También manifestó su esperanza de que «EH Bildu y Sortu rechacen sin tibieza lo sucedido».

Amenazas contra Bingen Zupiria en Hernani generan alarma en la política vasca

Incluso, la cuenta oficial del EAJ-PNV también se pronunció, condenando el ataque como «un atentado que nos retrotrae a una época que Euskadi ha dejado atrás». En su mensaje, subrayaron que «los insultos, las amenazas y los chantajes no tienen cabida en una sociedad democrática» y pidieron a los demás partidos políticos que condenen la acción con firmeza.

Un patrón de violencia

Este ataque no es un hecho aislado. En la madrugada del pasado domingo, la vivienda de una concejala jeltzale en Ugao-Miraballes fue también blanco de actos vandálicos. Estos eventos subrayan la persistencia de la violencia política en la región y la necesidad de un frente unido en su condena y erradicación.

En definitiva, las recientes amenazas contra Bingen Zupiria y los actos de odio en Hernani son un recordatorio de que la violencia y el extremismo siguen siendo desafíos significativos para la sociedad vasca. La respuesta de los líderes políticos y la comunidad debe ser contundente y clara: no hay lugar para el odio en un País Vasco democrático y pacífico.

Más noticias