21 de julio de 2024 | 1:05

Actualidad

Carlos Navarro el «Yoyas» detenido

Jesús Carames

26 de junio de 2024 | 8:16 am

La policía catalana ha informado que un fugitivo, buscado por varios delitos, se encontraba refugiado en una casa en la comarca barcelonesa de L’Anoia. El individuo había tomado numerosas medidas de autoprotección para evitar ser localizado, permaneciendo escondido durante un periodo prolongado. Estas precauciones dificultaron su captura, obligando a las autoridades a desarrollar un operativo meticuloso para asegurar su detención.

El fugitivo, identificado como Navarro, había sido condenado por varios delitos, incluyendo maltrato habitual, lesiones, amenazas y vejaciones. La orden de búsqueda y captura fue emitida por el Juzgado de lo Penal 5 de Las Palmas de Gran Canaria después de que Navarro ignorara un requerimiento judicial para ingresar voluntariamente en prisión.

Gran dispositivo policial para detener al Yoyas

La detención de Navarro fue posible gracias a un amplio dispositivo policial que involucró a más de 30 efectivos. Entre ellos se encontraban miembros del Grupo de Búsqueda Activo de Fugitivos (Graf), el Área Regional de Recursos Operativos (Arro) y la unidad canina de los Mossos d’Esquadra. La coordinación y colaboración entre estas unidades especializadas fue crucial para superar las medidas de autoprotección del fugitivo y lograr su captura sin incidentes.

El operativo fue el resultado de una investigación exhaustiva y una planificación cuidadosa, destacando la capacidad de las fuerzas de seguridad para manejar situaciones complejas y peligrosas. La detención de Navarro marca el fin de su periodo de fuga y el inicio del cumplimiento de su sentencia.

Orden de búsqueda y captura

El origen de esta operación se remonta al 14 de noviembre de 2022, cuando el Juzgado de paz de Vilanova del Camí (Barcelona) emitió un requerimiento para que Navarro ingresara voluntariamente en prisión. Sin embargo, al desatender esta orden, el Juzgado de lo Penal 5 de Las Palmas de Gran Canaria dictó un auto de búsqueda y captura. Navarro, conocido como «El Yoyas», había sido condenado a casi seis años de prisión por múltiples delitos.

Las condenas incluyen un delito de maltrato habitual, cuatro delitos de lesiones, un delito leve de amenazas y un delito leve de vejaciones. Esta sentencia firme subraya la gravedad de sus acciones y la necesidad de su encarcelamiento para garantizar la seguridad de las víctimas y la sociedad en general.

Más noticias