22 de mayo de 2024 | 5:20

Actualidad

€2.513 millones el «business» que Ayuso desvía a la sanidad privada madrileña en 2022

Jesús Carames

23 de mayo de 2023 | 8:33 am

La gestión de la sanidad pública madrileña ha entrado en el ojo del huracán tras revelarse un desvío de fondos significativo a la esfera privada. Un deslizamiento de capital público a entidades privadas que ha despertado una considerable polémica.

Cifras alarmantes en la Sanidad Pública

El sindicato ha destacado, según las cuentas anuales aprobadas por el Gobierno regionalUno desvío de fondos de 2.513 millones de euros. Este montante, no contemplado inicialmente, evidencia una clara tendencia a la privatización de servicios sanitarios, con un 82% del dinero público derivado a la sanidad privada en 2022.

Estos datos se desprenden de un incremento considerable en los gastos en conciertos hospitalarios, ascendiendo a 1.938 millones de euros, un 55,9% más que en 2021. Desde 2019, este gasto casi ha duplicado, evidenciando la tendencia a la privatización de servicios sanitarios.

Incongruencias en las cuentas públicas

La Cámara de Cuentas ha advertido en repetidas ocasiones al Gobierno Regional sobre esta falta de rigor en la contabilidad de las cuentas públicas. El SERMAS ha reconocido en los últimos años la existencia de diferencias entre los gastos reconocidos por conciertos y convenios hospitalarios y los gastos reales, admitiendo que estos últimos eran más elevados de lo que se estaba contabilizando.

Consecuencias en la atención sanitaria

El sindicato CC. OO. alerta de que, a pesar del aumento de fondos hacia la sanidad privada, se observa una disminución en el resto del gasto corriente en bienes y servicios de unos -75,9 millones de euros (-2,9%). Asimismo, se ha constatado un moderado incremento de los gastos de personal (1,4%), un dato que contrasta con las necesidades de la Comunidad de Madrid.

En marzo de 2023, la plantilla sanitaria era notablemente inferior a la de años anteriores, con 78.498 personas frente a las 82.445 de marzo de 2022 y las 83.401 de marzo de 2021. Esta reducción, unida a las grandes listas de espera y demoras en atención primaria, dibujan un panorama crítico para la sanidad madrileña.

Inversiones pendientes

A pesar de la transferencia de recursos a la sanidad privada, el Gobierno del PP dejó de invertir un 20% en infraestructuras sanitarias (63 millones de euros). Además, mantiene camas cerradas en plantas y centros de salud en condiciones preocupantes.

Este desvío de fondos de la sanidad pública hacia la privada ha desatado la polémica y puesto en cuestión la gestión sanitaria de la Comunidad de Madrid. El escenario resultante, marcado por incongruencias contables, reducción de plantillas y falta de inversión en infraestructuras, preocupa a sindicatos y ciudadanos por igual.

Más noticias