16 de julio de 2024 | 5:07

Actualidad

El pollo de Lidl con 70% de bacterias resistentes, según OBA

Mairenis Gómez

18 de junio de 2024 | 4:30 pm

Un estudio reveló que el 70% del pollo vendido en Lidl está contaminado con bacterias resistentes a los antibióticos, generando preocupación sobre la seguridad alimentaria

Un reciente estudio ha revelado que el 70% de la carne de pollo vendida en Lidl está contaminada con bacterias resistentes a los antibióticos. Este análisis, realizado a escala europea por varias entidades animalistas, incluyendo el Observatorio de Bienestar Animal (OBA), ha encendido las alarmas sobre la seguridad alimentaria en la cadena de supermercados.

Lidl niega las acusaciones del estudio y defiende la calidad de sus productos

El estudio, realizado por un laboratorio alemán acreditado por DAkks, analizó 142 productos de la marca propia de Lidl en 22 establecimientos de España, Alemania, Italia, Gran Bretaña y Polonia. En España, el 71% de las muestras analizadas estaban contaminadas con bacterias resistentes a los antibióticos. Los productos evaluados incluyen alitas de pollo, jamoncitos, cuartos traseros, canal de pollo y pechuga de pollo.

Estos hallazgos son preocupantes ya que los gérmenes detectados, como E.coli, Campylobacter y Listeria monocytogenes, pueden causar graves infecciones del tracto urinario, neumonía, septicemia y problemas digestivos. La resistencia a los antibióticos es un problema de salud pública que causa aproximadamente 35,000 muertes al año en Europa.

Lidl ha negado rotundamente estas acusaciones

La cadena afirma que sus propios análisis, junto con los realizados por sus proveedores, contradicen los resultados del estudio. Lidl considera que este informe es un intento de desprestigiar su imagen mediante información falsa o no contrastada. Además, sostiene que las bacterias presentes en la carne de pollo no son consecuencia del método de cría de sus proveedores, sino que representan un reto general para toda la industria avícola.

Condiciones de cría en las granjas proveedoras de lidl bajo la lupa del oba

Además, el OBA ha denunciado que las condiciones de cría en algunas granjas proveedoras de Lidl son deplorables, con pollos hacinados entre excrementos, lo que facilita la propagación de patógenos. Julia Elizalde, mánager de campañas del OBA, destaca que han descubierto recientemente una «granja del terror» en Burgos, vinculada a un proveedor de Lidl, donde se maltrataban cerdos con malformaciones.

El OBA ha trasladado estos hallazgos a los Ministerios de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, y al de Agricultura, Pesca y Alimentación, solicitando una investigación sobre la presencia de gérmenes resistentes en la carne de pollo de Lidl. También han pedido que se emita un informe público al respecto.

La empresa niega las acusaciones

Importancia de una investigación exhaustiva y prácticas de higiene rigurosas

Es fundamental que las autoridades realicen una investigación exhaustiva y tomen medidas para garantizar la seguridad alimentaria. Mientras tanto, recomiendo a los consumidores que sigan prácticas de higiene rigurosas al manipular y cocinar carne de pollo. La prevención y la información son nuestras mejores herramientas para proteger nuestra salud y la de nuestros seres queridos.

En definitiva, este estudio ha generado una importante controversia sobre la seguridad alimentaria en Lidl. La empresa niega las acusaciones, pero las entidades animalistas y de salud pública insisten en la necesidad de una mayor transparencia y control en la industria avícola.

Más noticias