13 de junio de 2024 | 12:52

Actualidad

El PP de Feijóo intento fallido de crecer por la ultraderecha

Jesús Carames

10 de junio de 2024 | 7:54 am

El PP de Feijóo ha intentado crecer por la ultraderecha. Ha fracasado completamente. Ahora tiene a dos formaciones que suman el 14%. Han legitimado discursos, han financiado tabloides… Todo un desastre para futuras alianzas democráticas, su estrategia no le llevará a la Moncloa.

Estrategia errónea y consecuencias inmediatas

El Partido Popular (PP) liderado por Alberto Núñez Feijóo ha adoptado una estrategia arriesgada al intentar captar votos de la ultraderecha. Este enfoque no solo ha fracasado, sino que ha dejado al partido en una posición más débil para formar futuras alianzas democráticas. En su intento de ganar terreno, el PP ha legitimado discursos extremistas y financiado medios de comunicación sensacionalistas, lo cual ha tenido consecuencias desastrosas.

El crecimiento de la ultraderecha

Los resultados de las recientes elecciones europeas muestran que Vox y otras formaciones de ultraderecha han sumado un 14% de los votos. Este crecimiento evidencia que el electorado ultraconservador no ha sido absorbido por el PP, sino que ha encontrado una voz más directa y radical en partidos como Vox. Esta fragmentación del voto conservador pone en riesgo la capacidad del PP para formar una mayoría en futuras elecciones.

Legitimizando discursos y financiando tabloides

Una de las tácticas del PP ha sido legitimar discursos de ultraderecha, una maniobra que ha sido ampliamente criticada por analistas políticos y ciudadanos preocupados. Al normalizar y promover estas ideas, el PP ha contribuido a una polarización política aún mayor. Además, la financiación de tabloides sensacionalistas ha sido una estrategia que, en lugar de fortalecer al partido, ha erosionado su credibilidad y su imagen como una fuerza política centrada y responsable.

Impacto en las futuras alianzas democráticas

El fracaso de esta estrategia tiene implicaciones profundas para las futuras alianzas democráticas del PP. Al haberse desplazado hacia la ultraderecha, el PP ha alienado a posibles aliados centristas y moderados. Esto dificulta la posibilidad de construir coaliciones amplias y efectivas, necesarias para gobernar en un sistema parlamentario como el español.

Un futuro político complicado

El intento de Feijóo de crecer por la ultraderecha no solo ha fracasado, sino que ha dejado al PP en una posición complicada. Sin una base sólida y sin aliados estratégicos, es difícil imaginar cómo el PP podría aspirar a alcanzar La Moncloa en el futuro cercano. La fragmentación del voto de derecha y la pérdida de confianza entre los votantes moderados son barreras significativas que el partido deberá superar.

Este fracaso del PP debería servir como una lección importante para otras formaciones políticas que consideren una estrategia similar. La legitimación de discursos extremistas y la dependencia de medios sensacionalistas pueden proporcionar ganancias a corto plazo, pero a largo plazo, erosionan la base democrática y plural necesaria para un gobierno estable y efectivo.

La necesidad de un cambio de rumbo

Para revertir esta situación, el PP necesita un cambio de rumbo. Esto implica regresar a políticas más moderadas, reconstruir alianzas con partidos centristas y recuperar la confianza del electorado moderado. Además, deberá distanciarse claramente de la ultraderecha y repudiar cualquier forma de extremismo para restablecer su credibilidad y viabilidad política.

Más noticias