13 de junio de 2024 | 11:48

Actualidad

Presidente de la Cámara de Comercio de EEUU apunta a España como principal destino de la inversión norteamericana

Jesús Carames

15 de junio de 2023 | 8:30 am

A ojos de Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmChamSpain), España se encuentra en una posición estratégica en el escenario global. Un lugar privilegiado que, junto a su talento y capacidad de innovación, la convierte en un foco de atracción para las inversiones estadounidenses.

Eje central de la revolución tecnológica

Según Malet, los puntos fuertes de España están claros: semiconductores, data centers, inteligencia artificial, energía verde (especialmente la relativa al hidrógeno y derivados y la electrificación de vehículos), biomedicina y ciberseguridad. Sectores de vanguardia en los que España se está posicionando como un referente a nivel europeo y que están atrayendo la atención de los inversores de EEUU.

Además, Malet señala que las empresas españolas tienen que «ganar tamaño y capacidad en Estados Unidos». Un reto importante, pero no imposible de alcanzar gracias al creciente interés y confianza en la economía española.

Cambio, transformación y oportunidad

No cabe duda de que estamos viviendo una época de cambios y transformaciones profundas. Desde la guerra en Europa hasta el auge de la tecnología, pasando por la inteligencia artificial y los desafíos medioambientales, el mundo está en plena evolución. Sin embargo, Malet asegura que AmChamSpain está a la vanguardia en todos estos retos, contribuyendo a aumentar las oportunidades y a potenciar el tejido productivo español.

El papel de AmChamSpain y el futuro de las relaciones entre EEUU y España

El papel de AmChamSpain es crucial para fortalecer la relación entre ambos países. Su objetivo, según Malet, es «colaborar en la mejora de la competitividad, productividad e internacionalización de España», a la vez que promueve la inversión y el comercio entre EEUU y España, y fomenta la transferencia tecnológica.

En un mundo que parece encaminarse hacia la división en dos bloques, Malet insiste en que España debe alinearse con aquellos países que defienden valores como la democracia, el Estado de derecho y la libertad de los ciudadanos. En este sentido, Europa debe unirse a EEUU y trabajar en la creación de un espacio seguro y equilibrado para el intercambio de mercancías y las exportaciones.

Sobresale en el mapa mundial

Las palabras de Malet pintan un futuro prometedor para España. En un mundo globalizado y en constante evolución, el país ibérico se sitúa como un actor principal en el mapa mundial. El desafío está en aprovechar estas oportunidades y en seguir trabajando para consolidar esta posición privilegiada, siempre con una mirada puesta en el futuro y en la búsqueda de la excelencia.

Así que, la próxima vez que escuchemos sobre inversiones multimillonarias en empresas tecnológicas, no nos sorprendamos si el destino de esos fondos resulta ser España. Tal vez estemos presenciando el nacimiento de un nuevo Eldorado para Silicon Valley.

Más noticias