18 de junio de 2024 | 9:54

Actualidad

El presidente Macron y su intervención histórica sobre la autonomía de Córcega

Emmanuel Macron, en su discurso del jueves en Ajaccio ante la Asamblea corsa.

Jeickson Sulbaran

29 de septiembre de 2023 | 12:00 pm

En medio de expectativas e incertidumbres, el Presidente Emmanuel Macron ha sentado un precedente en las relaciones entre Francia y Córcega, ofreciendo reconocer la singularidad de la isla dentro de la Constitución francesa. Es un intento ambicioso de redefinir las dinámicas políticas y socioeconómicas entre el Estado francés y el pueblo corso.

Autonomía Corsa en el Horizonte

Macron, con su discurso en la Asamblea de la isla ubicada en Ajaccio, ha establecido las bases para una autonomía más robusta. Si bien se enfatiza en que esta autonomía no será «contra el Estado ni sin el Estado», la propuesta se centra en una autonomía que responda y se adapte a las necesidades únicas de Córcega.

El reloj ahora corre. Las fuerzas políticas corsas tienen un plazo de seis meses para encontrar consenso en un texto que, eventualmente, será presentado en referéndum. El éxito de este proyecto dependerá no sólo del consenso en la isla sino también del respaldo de la Asamblea Nacional y el Senado en París.

Dilema Lingüístico: Francés versus Corso

Uno de los puntos más delicados es la cooficialidad del corso. A pesar de las demandas de nacionalistas, París permanece firme en su postura de que el francés es la lengua de la República. Sin embargo, Macron ha mostrado apertura al aceptar el bilingüismo, un matiz significativo, aunque no llega a conceder la cooficialidad.

Desafíos Económicos y Sociales

En medio de los desafíos que enfrenta Córcega, Macron propone un marco fiscal especial para contrarrestar la especulación inmobiliaria. Esta medida busca proteger a la población local de un mercado inmobiliario que, en ocasiones, se ha vuelto inaccesible para muchos corsos.

El Presidente también ha hecho hincapié en el compromiso del Estado en términos de inversiones en Córcega, subrayando la lucha constante contra la criminalidad organizada, un mal persistente en la isla.

Recordando la Historia

En su intento de reconectar con el alma corsa, Macron rememoró que hace ocho décadas, Córcega fue el primer territorio liberado de invasores durante la Segunda Guerra Mundial. Este acto de valentía y resistencia, donde los corsos protegieron a los judíos, contrasta con la posición colaboracionista que Francia tuvo bajo el régimen de Pétain.

Voces Corsas

La presidenta de la Asamblea, Marie Antoinette Maupertuis, y el líder del Ejecutivo corso, Gilles Simeoni, no dejaron de expresar su frustración hacia el Estado francés por la larga parálisis en la cuestión corsa. A pesar de las tensiones, Simeoni subraya que la solución debe hallarse dentro del marco de la República.

En Conclusión

El futuro de Córcega está en un punto de inflexión. La propuesta de Macron puede ser la clave para abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre Córcega y Francia. Sin embargo, el éxito de esta iniciativa depende de la capacidad de ambas partes para superar viejas heridas y mirar hacia un futuro compartido.

Más noticias

Catalunya no tendrá concierto económico

Mairenis Gómez

17 de junio de 2024 | 8:00 pm

El Partido Socialista ha anunciado su intención de incrementar los fondos destinados a la Generalitat de Cataluña El Partido Socialista ha manifestado su compromiso con …