21 de mayo de 2024 | 11:57

Actualidad

Eslovaquia toma posición: sin oficialidad completa en España, el catalán no será lengua de la UE

Laura Rangel Ybarra

28 de agosto de 2023 | 2:00 pm

Eslovaquia aclara la situación

Eslovaquia, una de las naciones integrantes de la Unión Europea, ha dejado clara su postura respecto a la oficialidad del catalán en el bloque comunitario. Según la Representación Permanente de Eslovaquia ante la UE, cualquier intento de elevar el catalán al estatus de lengua oficial en la Unión requiere que dicho idioma sea oficial en todo el territorio español.

Bajo las directrices de la «praxis de las instituciones de la Unión Europea» y el Reglamento 1 de 1958, se establece que cada estado miembro debería estar representado por una o dos lenguas. Dichas lenguas deben ser oficiales en toda la extensión del país y empleadas por sus instituciones centrales. España, con su complejo tapeiz lingüístico, no se ajusta a este criterio.

La Constitución española y las lenguas

La Constitución del país ibérico establece claramente que el castellano es el idioma oficial en todo el territorio. Si bien otras lenguas como el catalán, gallego y euskera son cooficiales en ciertas regiones, no ostentan la misma oficialidad en todo el país. Así, cualquier intento de elevar estas lenguas al estatus europeo debe comenzar por garantizar su oficialidad en todo el territorio nacional.

Los retos de una reforma

Para que el catalán, junto con el gallego y el euskera, obtengan reconocimiento como lenguas oficiales en la UE, se necesita una reforma de la Constitución española, algo que no es tarea fácil. Dada la actual situación política, es improbable que el Ejecutivo encuentre los apoyos necesarios para llevar a cabo este proceso.

Zuzana Caputova, presidenta de Eslovaquia Europa Press

La jugada política

El intento de oficializar el catalán en la UE se percibe, para muchos, como un movimiento político más que un deseo genuino de reconocimiento cultural. La misiva enviada por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, a la Secretaría general del Consejo de la UE parece, a la luz de los hechos, una estrategia más simbólica que efectiva.

Mientras la política y la ley se entrelazan en una danza compleja, lo que queda claro es que el camino hacia la oficialidad completa del catalán, o cualquier otra lengua cooficial en España, en la UE es tortuoso y repleto de obstáculos. Es una cuestión que va más allá de las decisiones unilaterales y que requiere consensos tanto a nivel nacional como europeo.

Más noticias