Actualidad

Los españoles cada vez quieren menos la vacuna, los alemanes cada vez más

Un estudio demuestra el cambio de opinión que han sufrido diversos países por todas las dudas existentes sobre la fiabilidad y los efectos secundarios

Desde el comienzo de la pandemia se habló de una vacuna para erradicar el virus. Una vacuna que ya anuncian muchas empresas, pero son muchas las dudas sobre ella. Algo que ha desencadenado que sean muchos los españoles que la rechazan, mientras que los alemanes la quieren cada vez más.

Ahora, un estudio realizado en varios países demuestra el cambio que ha habido en algunos de los países más afectados por el coronavirus. Muchos ciudadanos de diversos países han cambiado de parecer sobre la vacuna respecto a meses anteriores. Algo que ahora ha quedado en evidencia con el estudio realizado.

Vacuna
Los españoles rechazan la vacuna por las dudas sobre su fiabilidad y sus efectos secundarios

Los españoles cada vez la rechazan más

En el caso de nuestro país, el rechazo a la vacuna siempre ha sido una realidad. Sin embargo, en los últimos meses cada vez son más los ciudadanos que rechazan esta solución por todas las dudas que existen al respecto, puesto que no se sabe mucho sobre los efectos secundarios que pueden existir.

Según el estudio, los españoles han pasado de estar en el promedio de rechazo superior al 70% a tener solo poco más del 60% de aceptación. De este modo, se convierte en el tercer país, de los incluidos en el estudio, que más rechaza esta solución, solo por detrás de Estados Unidos y Francia, que apenas supera el 50%.

Alemania apuesta por la vacuna

Por su parte, hay países que también han sufrido cambios importantes. Es el caso de Alemania, que ha pasado de un 60% a casi un 70% de aceptación de la vacuna. Del mismo modo, también hay que resaltar el caso de China, que era el país que más aceptaba la vacuna en agosto con casi un 100% de aceptación.

Ahora, con el último estudio realizado en octubre, esos datos han bajado hasta el 85%. Asimismo, países como Japón, Gran Bretaña, Brasil y Australia cada vez rechazan más la vacuna, sufriendo una caída drástica en su aceptación, acercándose cada vez más a la media, la cual apenas supera el 70%.

To Top