27 de febrero de 2024 | 3:34

Actualidad

Felicidad en el trabajo: La nueva métrica de rendimiento y su influencia en el éxito empresarial

María José Gonzalez

17 de junio de 2023 | 11:00 am

La felicidad y la productividad: Un dúo invencible

Es un hecho contrastado: los trabajadores felices son más productivos. Según un estudio de la Saïd Business School titulado «Does Happiness Improve Worker Productivity?», los empleados satisfechos rinden hasta un 12% más que aquellos que no lo están. Pero, ¿qué impulsa esta correlación? Se cree que la motivación, el compromiso y la creatividad son factores fundamentales que florecen en trabajadores contentos.

Además, la investigación sugiere que los empleados felices cometen menos errores. Esto tiene sentido: los trabajadores insatisfechos se distraen más fácilmente, lo que provoca errores e ineficiencias. Por el contrario, los empleados felices están más enfocados y, en consecuencia, realizan sus tareas con mayor precisión.

Poniendo la felicidad en primer lugar

Entonces, ¿cómo implantamos la felicidad como indicador de rendimiento en nuestras organizaciones? Más allá de los incentivos económicos, que pueden perder su efecto con el tiempo, los líderes deben centrarse en satisfacer siete necesidades humanas fundamentales: bienestar, conexión, claridad y certidumbre, significado, desafío, visión de futuro y, por supuesto, felicidad.

Esto implica crear una cultura de seguridad psicológica, donde los trabajadores se sientan valorados y comprometidos. Podemos empezar estableciendo reuniones individuales centradas en la conexión, para comprender y ayudar a alcanzar las metas personales y profesionales de cada empleado.

Felicidad y ventas: Una combinación lucrativa

El impacto de la felicidad laboral no se limita a la productividad. Un estudio realizado por Alex Edmans encontró que las empresas con altos niveles de satisfacción laboral superan a sus competidores a largo plazo. De hecho, una cartera de empresas clasificadas en el 10% superior por satisfacción laboral superó a las clasificadas en el 10% inferior en rendimiento bursátil anual.

El impacto en la retención de talento

La felicidad en el trabajo también tiene efectos tangibles en la retención de empleados. Los empleados felices son más leales y menos propensos a cambiar de trabajo, reduciendo los costos de contratación y formación. Además, es probable que tengan una mejor salud mental, lo que a su vez favorece un ambiente laboral positivo y unas relaciones personales saludables.

Las empresas actuales ya no ven a los empleados como meros recursos, sino como actores esenciales en la construcción de una organización exitosa. Esta filosofía no es solo una bonita idea, sino que está respaldada por datos sólidos.

Desbloqueando el potencial

La felicidad laboral implica replantear el rol de Recursos Humanos, alejándose de enfoques tradicionales y centrándose más en las personas y la cultura de la empresa. Al hacerlo, las organizaciones pueden desbloquear todo el potencial de sus empleados y crear un ambiente de trabajo que promueva la felicidad, el compromiso y el éxito.

Hacia un enfoque más humanista

Sin embargo, la creación de una cultura laboral feliz no es responsabilidad exclusiva de RRHH. Todos los empleados tienen un papel que desempeñar. Depende de cada uno de nosotros contribuir a un ambiente de trabajo positivo y colaborativo.

Este cambio hacia un enfoque más humanista de RRHH no es una moda pasajera, sino una estrategia que ha demostrado ser efectiva. Al priorizar la felicidad y el bienestar, las empresas pueden cultivar una cultura laboral que impulse la productividad, el compromiso y el éxito. En resumen, empleados felices generan resultados felices, y líderes felices.

Más noticias