22 de febrero de 2024 | 6:11

Actualidad

Francia intensifica su lucha contra el tabaquismo con medidas drásticas

Francia intensifica su lucha contra el tabaquismo con medidas drásticas

Jeickson Sulbaran

28 de noviembre de 2023 | 5:36 pm

El Gobierno de Francia ha tomado una postura firme y decidida en la lucha contra el tabaquismo, una de las principales causas evitables de muerte en el país. Con la intención de reducir el impacto devastador del tabaco en la salud pública, se ha anunciado un plan ambicioso y progresivo que incluye el aumento del precio de las cajetillas de tabaco y la expansión de las zonas libres de humo a espacios públicos como parques y playas. «Las zonas sin humo serán la norma», ha declarado el ministro de Sanidad, Aurélien Rousseau, destacando la urgencia de adoptar medidas efectivas frente a una adicción que se cobra 75.000 vidas al año en Francia.

El plan contempla una subida progresiva del precio del tabaco, que alcanzará los 12 euros por cajetilla en 2025 y subirá a 13 euros en 2026. Esta medida busca desalentar el consumo de tabaco, especialmente entre los jóvenes y potenciales nuevos fumadores. El aumento en el precio del tabaco es considerado por el Gobierno francés, así como por la OMS y diversos estudios independientes, como la estrategia más eficaz para reducir el número de fumadores.

Prohibición de fumar en espacios públicos y restricciones a los cigarrillos electrónicos

Además de la subida de precios, el Gobierno francés se propone ampliar las áreas donde estará prohibido fumar, incluyendo parques y playas. Esta medida busca proteger a los no fumadores del humo del tabaco y promover un ambiente más saludable en espacios públicos. La prohibición en estos lugares representa un cambio significativo en la política pública y un paso más hacia un entorno más sano y libre de humo.

Otra medida importante anunciada es la prohibición de los cigarrillos electrónicos desechables, considerados por Rousseau como una «aberración» desde el punto de vista médico y medioambiental. Además, las farmacias tendrán la capacidad de prescribir tratamientos sustitutivos de la nicotina, facilitando así a los fumadores el acceso a alternativas más seguras para dejar el hábito.

Implicaciones y expectativas de las nuevas medidas

Con estas acciones, el Gobierno espera no solo reducir el número de fumadores, sino también disminuir la incidencia de enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Estas políticas reflejan un compromiso con la salud pública y el bienestar de los ciudadanos, y se espera que sienten un precedente para otras naciones en la lucha contra el tabaquismo en Francia.

En resumen, Francia está liderando un esfuerzo audaz y necesario para combatir uno de los mayores desafíos de salud pública de nuestro tiempo. El aumento en el precio del tabaco, junto con la expansión de zonas libres de humo y restricciones a los cigarrillos electrónicos, marca un hito importante en la lucha contra el tabaquismo y promete tener un impacto significativo en la salud de la población francesa.

Más noticias