Actualidad

Quitando la careta al general rebelde Francisco Franco

Se cumplen 45 años de la muerte del dictador fascista, que sigue contando con muchos seguidores debido al auge de la extrema derecha en Europa

Hoy día 20 de noviembre se cumplen 45 años de la muerte de Francisco Franco, dictador fascista de España desde 1936. A pesar de eso, muchos son los adeptos que siguen adorando, incomprensiblemente, su figura en el año 2020. Incluso los más jóvenes, quienes desconocen algunos de los aspectos desconocidos del general.

Un general del que mucho desconocen su verdadero nombre: Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde. Un nombre del que solo se recuerda el nombre y sus dos apellidos. Asimismo, y aunque muchos idolatran su figura, muchos son los historiadores que lo catalogan como uno de los dictadores más crueles de la historia.

Francisco Franco
El dictador sigue teniendo miles de seguidores en España

Los datos más sorprendentes de Francisco Franco

A pesar de que muchos son los seguidores del caudillo, muchos no conocen gran parte de su historia. Francisco Franco tenía una carrera prometedora como militar, pues fue el general más joven de Europa desde Napoleón Bonaparte. Sin embargo, pensó que Dios lo había elegido para salvar a España.

Para que los jóvenes lo conocieran, en la radio nacional se emitían programas especiales para explicar quién era Francisco Franco. Además, también escribió un libro titulado Raza. También estuvo a punto de morir en 1916 en la batalla de El-Biutz, en la que recibió un disparo en el abdomen.

El lado oscuro de Francisco Franco

Bajo su mandato, más de 190.000 personas perdieron la vida, mientras que otros cientos de miles se vieron en la obligación de abandonar el país a causa de la dictadura. Pero no es lo único, puesto que también prohibió películas que criticaban los regímenes totalitarios y aquellas que, según su parecer, promovían la homosexualidad en España.

Asimismo, según recogen muchos escritos, tenía tanta sangre fría que firmaba condenas a muerte mientras tomaba chocolate. Asimismo, en la rebelión que acabó con la II República, no participó de manera activa y solo tomó partido una vez la victoria estaba decantada para el bando sublevado.

To Top