18 de mayo de 2024 | 9:16

Actualidad

La enigmática nave espacial china completa su segunda misión con éxito

María José Gonzalez

10 de mayo de 2023 | 11:27 am

El avión espacial reutilizable chino finalizó su segunda misión el 8 de mayo de 2023, aterrizando alrededor de las 00:30 UTC en la Región Autónoma de Xijiang, en una pista de 5 kilómetros de longitud conocida como Lop Nor o Lop Nur. La misión duró 276 días y sigue siendo un misterio para el resto del mundo.

Despegue y maniobras en órbita

El avión espacial, apodado «el X-37B chino» debido a sus supuestas similitudes con el avión espacial del Pentágono, despegó el 4 de agosto de 2022 desde el centro espacial de Jiuquan a bordo de un cohete CZ-2F, el mismo utilizado por las naves tripuladas Shenzhou. Después de dos maniobras propulsivas, el 24 de agosto y el 23 de octubre, el avión se situó en una órbita casi circular de 600 kilómetros.

Despliegue y recaptura de un satélite misterioso

Alrededor del 31 de octubre, el avión espacial puso en órbita un pequeño satélite con el que maniobró conjuntamente hasta marzo de 2023. Se cree que el avión recapturó y guardó en su bodega el satélite en al menos una ocasión a principios de 2023 antes de ser desplegado nuevamente. El 29 de marzo, el satélite fue recuperado definitivamente para traerlo de vuelta a la Tierra.

Imágenes del avión espacial

El satélite, que se mantuvo a pocos kilómetros de distancia del avión espacial, probablemente obtuvo imágenes de la nave durante su misión. Los detalles de estas imágenes, así como el propósito del satélite, siguen siendo desconocidos.

Preparación para el aterrizaje

El avión espacial realizó maniobras propulsivas los días 13 y 24 de abril y el 5 de mayo, reduciendo su altura hasta aproximadamente 340 kilómetros para prepararse para la reentrada. Se estima que el encendido de frenado tuvo lugar poco antes de las 00:00 UTC del 7 de mayo, poco más de media hora antes del aterrizaje.

Éxito en la segunda misión

La finalización exitosa de la segunda misión del avión espacial reutilizable chino marca un hito en el programa espacial de China. A pesar de las similitudes con el X-37B estadounidense, el propósito y las capacidades exactas del avión espacial chino siguen siendo un misterio. La comunidad internacional espera con interés más información sobre esta enigmática nave y su impacto en el panorama espacial global.

Más noticias