19 de julio de 2024 | 12:55

Actualidad

Las Clarisas de Belorado son una secta

Mairenis Gómez

16 de mayo de 2024 | 2:09 pm

Las religiosas de Belorado se enfrentan a la controversia con una sonrisa y una cuenta de Instagram

En los últimos meses, la pequeña comunidad de monjas en Belorado ha captado la atención de la opinión pública. Estas religiosas han decidido separarse de la Iglesia católica tradicional y seguir a Pablo Rojas, un obispo excomulgado en 2019. Con una combinación de tradición y modernidad, han abierto una cuenta en Instagram bajo el nombre de ‘Te hago luz’. Allí comparten imágenes de su monasterio, el paisaje de Orduña, y un selfie que ha causado revuelo. En esta foto, las monjas ironizan sobre su situación con un mensaje contundente, «Hermanas llamadas ‘cismáticas’ encerradas, secuestradas, manipuladas y alejadas de sus familias».

Una decisión controversial y un nuevo comienzo

El abandono de la Iglesia católica por parte de las monjas de Belorado ha generado un debate significativo. La controversia comenzó cuando las autoridades eclesiásticas no aprobaron la venta de su monasterio en Derio, un acto que les hubiera permitido comprar otro en Orduña. Ante esta negativa, las monjas optaron por seguir a Pablo Rojas, quien ya se encuentra en la localidad burgalesa. Esta decisión no es impulsiva; más bien, es un reflejo de su deseo de mantener su fe y doctrina, a pesar de los desafíos. En sus publicaciones en redes sociales, han dejado claro que su movimiento no es un arrebato, sino una respuesta meditada y espiritual a su situación actual.

La influencia de las redes sociales y su nuevo portavoz

Las monjas han adoptado las redes sociales para comunicar su mensaje y tranquilizar a quienes están preocupados por ellas. Su perfil en Instagram ya cuenta con más de un centenar de seguidores y sigue creciendo rápidamente. En una de sus stories, una de las hermanas afirma que están bien y que no han sido secuestradas ni alejadas de sus familias. Esta incursión en el mundo digital podría haber sido asesorada por Fran Ceacero, un exbarman y reconocido coctelero vasco, ahora portavoz de las clarisas. La comunidad religiosa ha utilizado su presencia en Instagram no solo para compartir su vida cotidiana, sino también para reafirmar su compromiso con la fe y la doctrina católica.

La página ‘Sobre nosotros’ resalta su dedicación a seguir las enseñanzas de San Francisco y Santa Clara en pobreza y humildad

Una comunidad en transición

El perfil de Instagram de las monjas de Belorado también incluye un enlace a su sitio web, donde describen su misión y comparten detalles de su vida comunitaria. La página ‘Sobre nosotros’ resalta su dedicación a seguir las enseñanzas de San Francisco y Santa Clara en pobreza y humildad. Su historia es un testimonio de resistencia y adaptabilidad, reflejando cómo una comunidad religiosa puede encontrar nuevas formas de expresión y conexión en tiempos de cambio.

Sin duda, la decisión de estas monjas de apartarse de la Iglesia católica tradicional y seguir un camino diferente es un recordatorio de la complejidad y la profundidad de la fe. A través de su uso innovador de las redes sociales, han encontrado una voz en el mundo moderno, defendiendo su derecho a la autonomía y la autodeterminación espiritual. La historia de las monjas cismáticas de Belorado es, en última instancia, una narrativa de fe, resistencia y la búsqueda de una identidad propia en un mundo en constante evolución.

Más noticias

Pradales pide un pacto ético en Euskadi

Mairenis Gómez

18 de julio de 2024 | 11:28 am

El lehendakari ha lanzado una iniciativa clave para reforzar el clima de respeto en la política vasca El lehendakari ha lanzado una iniciativa clave para …