27 de febrero de 2024 | 4:18

Actualidad

Leonormanía: la estrategia de la monarquía para remontar en la opinión pública

Jesús Carames

31 de octubre de 2023 | 9:08 pm

La reciente ola de atención mediática en torno a la Princesa Leonor y su jura a la Constitución ha dejado en evidencia un esfuerzo palpable por parte de la monarquía para renovar su imagen y mantener su relevancia en los tiempos actuales. La ceremonia estuvo inundada de cámaras, micrófonos y periodistas, superando con creces la cantidad de público presente. Esta situación nos lleva a reflexionar sobre la autenticidad de este fenómeno denominado «Leonormanía» y los motivos detrás de su creación.

El Fenómeno Mediático: ¿Realidad o Creación?

El fervor por la Princesa de Asturias ha encontrado un terreno fértil en los medios de comunicación, especialmente en la televisión. Durante el mes de octubre, lleno de actos institucionales y apariciones públicas de la heredera, su presencia ha demostrado ser un verdadero imán para las audiencias. TVE, la cadena pública española, ha sido una de las grandes beneficiadas por este fenómeno, experimentando un notable aumento en sus índices de audiencia.

El 7 de octubre, la emisión de la jura de bandera de la Princesa Leonor desde la Academia General Militar de Zaragoza alcanzó un impresionante 22,3% de cuota de pantalla y 845.000 espectadores, distribuidos entre La 1 y Canal 24 Horas. Este resultado se traduce en uno de los mejores datos de audiencia para la cadena en una mañana de sábado, evidenciando el tirón mediático de la Princesa Leonor.

¿Es Necesaria la «Leonormanía»?

La creación de un fenómeno como «Leonormanía» plantea interrogantes sobre la necesidad de la monarquía de reinventarse y buscar formas de conectar con la sociedad. La masiva presencia de medios en eventos relacionados con la Princesa Leonor no parece corresponderse con un interés genuino del público, sino más bien con una estrategia bien orquestada para posicionar a la heredera en el imaginario colectivo.

El esfuerzo por modernizar y «lavar la cara» a la institución monárquica responde a la necesidad de mantenerse relevante en un mundo que cuestiona cada vez más el papel y el costo de estas instituciones. La juventud y frescura de la Princesa Leonor se presentan como un recurso valioso en esta misión de renovación.

¿Cuál es el Futuro de la Monarquía?

La «Leonormanía» puede ser un arma de doble filo para la monarquía. Por un lado, ofrece una oportunidad para rejuvenecer su imagen y acercarse a las nuevas generaciones; pero por otro, pone de manifiesto la dependencia de la institución de tácticas mediáticas para asegurar su supervivencia.

El futuro de la monarquía dependerá en gran medida de su capacidad para adaptarse a los tiempos y demostrar su valor y relevancia en la sociedad actual. La Princesa Leonor se encuentra en el centro de este desafío, y su rol y la percepción pública de su figura serán determinantes en el camino que tome la institución.

Conclusión: Un Momento de Reflexión y Cambio

La «Leonormanía» nos invita a reflexionar sobre el papel de la monarquía en la sociedad contemporánea y los esfuerzos que esta institución está dispuesta a realizar para asegurar su permanencia. Es un momento de cambio y adaptación, y la Princesa Leonor se erige como un símbolo de la posible renovación de la monarquía.

El tiempo dirá si la «Leonormanía» es una moda pasajera o el inicio de un verdadero cambio en la percepción pública de la monarquía. Lo que es indudable es que estamos ante un fenómeno mediático sin precedentes que ha logrado colocar a la Princesa Leonor en el centro de la escena pública, generando debates, opiniones y, sobre todo, mucha expectación.

Más noticias