13 de junio de 2024 | 12:17

Actualidad

Los aeropuertos dejarán de limitar los líquidos en controles de seguridad

Los aeropuertos dejarán de requerir la extracción de líquidos y portátiles en controles de seguridad

Jeickson Sulbaran

21 de mayo de 2024 | 8:00 pm

La nueva tecnología de escáneres en 3D promete agilizar los controles y aumentar la comodidad de los pasajeros en aeropuertos de todo el mundo

Desde los atentados terroristas en el World Trade Center de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, los controles de seguridad en los aeropuertos se endurecieron considerablemente. A partir de entonces, se establecieron nuevas medidas restrictivas para los pasajeros con el fin de evitar posibles riesgos. Entre estas medidas se encuentra la limitación de la cantidad de líquidos que se pueden llevar en el equipaje de mano. Desde entonces, en los controles de seguridad no se permiten envases de líquidos que superen los 100 ml, los cuales deben ir separados en una bolsa de plástico transparente que debe ser sacada para su examen.

Los aeropuertos dejarán de requerir la extracción de líquidos y portátiles en controles de seguridad

El objetivo principal de estas restricciones es evitar que los líquidos puedan camuflar explosivos, presentándolos como bebidas, productos cosméticos o perfumes. Con la cantidad máxima permitida se asegura que no se pueda introducir una cantidad significativa de explosivos. Además de los líquidos, también se deben sacar y depositar en bandejas dispositivos electrónicos como ordenadores portátiles, tabletas, teléfonos o baterías. Estas medidas han producido situaciones incómodas para los pasajeros, quienes no pueden acceder a la zona de embarque con botellas de agua y se ven obligados a facturar maletas para transportar perfumes o botellas de vino compradas previamente, si no quieren que estos sean requisados tras pasar por el escáner.

La nueva tecnología de escáneres en 3D revolucionará la seguridad en los aeropuertos

Afortunadamente, estas restricciones podrían tener los días contados. Diversos aeropuertos están probando una nueva tecnología que permitirá inspeccionar el equipaje sin necesidad de limitar la cantidad de líquidos. Se trata de escáneres de tomografía computarizada que, mediante rayos X, generan imágenes volumétricas en tres dimensiones y alta resolución. Esta tecnología permitiría a los pasajeros dejar los líquidos y los dispositivos electrónicos dentro de sus maletas, mochilas o bolsos.

El diario británico The Times ha anunciado que el aeropuerto de Londres está probando estos escáneres. Además, los principales aeropuertos del Reino Unido tienen hasta mediados de este año 2024 para instalarlos. Con esta tecnología, los pasajeros podrían llevar en su equipaje de mano recipientes con hasta dos litros de líquidos sin temor a que les sean confiscados. No es la única ventaja que traería la adopción de esta nueva tecnología: al no tener que sacar todos esos productos en los controles, el trámite sería mucho más rápido y las habituales colas en los controles de los aeropuertos se reducirían notablemente.

La comodidad de los pasajeros aumentará con la implementación de escáneres en 3D en los aeropuertos

La implementación de estos escáneres de última tecnología no solo incrementará la eficiencia de los controles de seguridad, sino que también mejorará significativamente la experiencia del pasajero. La rapidez con la que se podrán realizar los controles permitirá a los pasajeros evitar las largas esperas y el estrés asociado con la seguridad aeroportuaria. Además, la posibilidad de llevar más líquidos y no tener que vaciar el contenido de las bolsas para pasar el control aportará una mayor comodidad.

Esta nueva tecnología también representa un avance en la seguridad, ya que las imágenes en 3D permiten una detección más precisa de posibles amenazas. Al tener una visión más detallada del contenido del equipaje, los agentes de seguridad podrán identificar con mayor eficacia cualquier objeto sospechoso, mejorando así la protección de los pasajeros y del personal aeroportuario.

Por otro lado, la transición a estos nuevos sistemas de escaneo requiere una inversión significativa en infraestructura y capacitación del personal. Los aeropuertos deben estar preparados para integrar estos escáneres en sus operaciones diarias y asegurarse de que el personal esté debidamente entrenado para utilizarlos. A pesar de estos desafíos, los beneficios superan con creces los costos, y la adopción de esta tecnología es un paso crucial hacia la modernización de la seguridad aeroportuaria.

En la introducción de escáneres de tomografía computarizada en los aeropuertos marcará el comienzo de una nueva era en la seguridad y comodidad de los viajes aéreos. Los pasajeros podrán disfrutar de una experiencia más fluida y menos estresante, mientras que los aeropuertos podrán mantener altos estándares de seguridad de manera más eficiente. Este avance tecnológico representa un beneficio tanto para los viajeros como para las autoridades aeroportuarias, y su implementación global podría transformar la manera en que viajamos.

Más noticias