22 de mayo de 2024 | 4:53

Actualidad

Redada de pedófilos en Colombia 185 detenidos

Mairenis Gómez

15 de mayo de 2024 | 5:55 pm

En una operación coordinada entre la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín), la Fiscalía y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de Estados Unidos, se logró la captura de 185 individuos implicados en delitos de abuso sexual contra menores en Colombia

El mensaje «Hola, busco novia de 14, 15 o 16 años en Bogotá» es solo uno de los cientos de miles que la Dijín ha identificado. Esta operación de gran envergadura incluyó detenciones en Bogotá, Medellín, y diversos municipios de Valle del Cauca, Cartagena, Cali, Antioquia, Meta, Arauca, Atlántico, Guajira, Guaviare, y Putumayo.

Las autoridades informaron que se realizaron 22 allanamientos y registros, recolectando e incautando más de 3.292 archivos de imágenes y videos con contenido de abuso sexual infantil. También se confiscaron dispositivos de almacenamiento masivo como discos duros, memorias USB, teléfonos inteligentes y computadores. Estos materiales fueron analizados por peritos del Laboratorio Forense de Cibercrimen Infantil ‘Yuliana Samboní’.

Los capturados operaban en una red que dinamizaba actividades criminales, identificados por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de los Estados Unidos (NCMEC).

Estos individuos enviaban, reproducían y ofrecían contenido digital de abuso sexual de menores hacia Centro América, Europa y Estados Unidos. El coronel Edwin Masleider Urrego Pedraza, director de la Dijín, destacó que en tres allanamientos se incautaron ocho celulares, seis computadores portátiles y varios documentos como evidencia.

Entre los capturados más peligrosos se encuentra alias Davo, detenido en La Estrella, Antioquia. Este hombre de 41 años fue identificado tras denuncias del NCMEC. Se le encontraron más de 226 imágenes y videos de abuso sexual infantil, incluyendo un video donde abusaba de una niña de aproximadamente cuatro años. Davo operaba una microempresa que organizaba eventos para jóvenes, utilizándola como fachada para sus crímenes.

Otro caso destacado es el de alias Jesusito, capturado en Cartagena. Este hombre de 58 años publicó más de 54 videos y fotografías de abuso sexual infantil, obtenidos de comunidades digitales de pedófilos.

Jesusito trabajaba como conductor de vehículos de servicio especial VIP, transportando a hijos de familias a diferentes partes de la ciudad. Evadía controles técnicos cambiando líneas telefónicas a nombre de sus familiares, lo que complicaba su rastreo.

Alias Jeyboxing, un «influencer» y fotógrafo, también fue capturado. Google denunció que almacenaba videos de abuso sexual infantil en sus dispositivos y perfiles. Este hombre atraía a niñas con su perfil de fotógrafo, ofreciéndoles servicios que comenzaban con fotos vestidas y luego desnudas, compartiendo el material en grupos de chat y foros de pedófilos.

En Bogotá, alias El Fetichista 22 fue detenido en la localidad de Kennedy. Usaba más de siete perfiles falsos en redes sociales para atraer a niños y obtener material explícito. Trabajaba como despachador de alimentos, pero al llegar a casa subía videos y fotografías de menores a internet, acumulando más de 287 videos con contenido sexual explícito.

Finalmente, alias Hunter fue capturado en Cajicá, Cundinamarca. Este hombre tenía más de 28 alertas internacionales por consumo y distribución de contenido de abuso sexual infantil.

Hunter fungía como guarda de seguridad y en sus tiempos libres era fotógrafo aficionado. Subió más de 2.620 imágenes y videos de abuso sexual infantil a internet. Era miembro activo de varios foros donde se compartía y vendía material de abuso sexual, usando el «manual del pedófilo» para sus actividades.

Estas cinco personas, junto con los otros detenidos, enfrentan cargos de pornografía con menores de 18 años y podrían recibir penas de 10 a 20 años de cárcel. Esta operación marca un paso significativo en la lucha contra el abuso sexual infantil en Colombia, demostrando el compromiso de las autoridades para proteger a los menores y llevar a los perpetradores ante la justicia.

Más noticias