14 de julio de 2024 | 3:08

Actualidad

Movilizaciones en Iparralde contra la extrema derecha

Jesús Carames

16 de junio de 2024 | 10:31 am

Una manifestación multitudinaria en Bayona

Los llamamientos a manifestarse contra la extrema derecha se han escuchado por toda Francia. Este sábado 15 de junio, en Bayona, la movilización reunió a 1.800 personas según las autoridades y 3.700 según los sindicatos. Los participantes incluyen estudiantes, jubilados, sindicalistas, trabajadores y ciudadanos apolíticos, todos unidos por una causa común: oponerse al avance de la extrema derecha.

Una coalición diversa contra el Rassemblement National

En Bayona, al igual que en muchas otras ciudades francesas, los manifestantes tomaron las calles para expresar su rechazo al Rassemblement National, el partido de extrema derecha que ha obtenido significativos avances en las últimas elecciones europeas. El resultado de estos comicios, en los que el partido de Marine Le Pen salió ampliamente victorioso, ha generado un profundo malestar entre los manifestantes, quienes también se ven alarmados por el anuncio de nuevas elecciones legislativas.

«Tengo la sensación de que estamos retrocediendo. Hoy quiero mostrar mi rechazo y luchar por una Francia que no caiga en manos de la extrema derecha», declaró uno de los manifestantes en Bayona. Este sentimiento de retroceso y preocupación por el futuro político del país ha sido un factor unificador en estas movilizaciones.

Un impacto nacional

Las manifestaciones no se limitaron a Bayona. Por toda Francia, miles de personas se congregaron para expresar su rechazo a las políticas y la retórica de la extrema derecha. La diversidad de los manifestantes es notable: jóvenes estudiantes preocupados por su futuro, jubilados que temen por la estabilidad de las pensiones, trabajadores que defienden sus derechos laborales y ciudadanos que, aunque apolíticos, no pueden quedarse de brazos cruzados ante el avance del Rassemblement National.

Estas protestas reflejan un descontento generalizado y un rechazo a las ideologías que, según los manifestantes, amenazan los valores democráticos y de igualdad en Francia. La preocupación por el futuro político del país ha llevado a muchos a alzar la voz y unirse en una causa común, dejando de lado sus diferencias para luchar contra lo que consideran una amenaza para la sociedad francesa.

Más noticias