13 de julio de 2024 | 6:26

Actualidad

Novio deAyuso, Alberto González Amador de nuevo ante el juez

Pareja de Ayuso negocia condena sin cárcel por delito de fraude fiscal

Mairenis Gómez

24 de junio de 2024 | 8:29 am

Investigado por fraude y falsedad documental

Este lunes, Alberto González Amador, pareja de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se presenta en los juzgados de Plaza de Castilla como investigado por dos presuntos delitos de fraude fiscal y un tercer delito de falsedad documental. La Fiscalía llevó el caso a los tribunales después de que la Agencia Tributaria detectara irregularidades en sus declaraciones de impuestos.

González Amador estaría negociando un acuerdo con la Abogacía del Estado para evitar su ingreso en prisión. En un correo electrónico enviado por su abogado el pasado 2 de febrero, se reconocían «íntegramente» los delitos fiscales cometidos durante los años 2020 y 2021, los peores de la pandemia. De concretarse un pacto con la Fiscalía, sería la segunda vez que el empresario admite haber engañado a Hacienda.

Segunda comparecencia judicial

Esta no es la primera vez que González Amador se presenta ante la justicia. El pasado 20 de mayo, su comparecencia se suspendió debido a un error informático. En esa ocasión, permaneció oculto en las instalaciones judiciales y utilizó una peluca para evitar ser identificado por los periodistas. Además, la investigación actual coincide con otra causa en la que se presenta como víctima de revelación de secretos, también investigada por la Fiscalía.

Los delitos en cuestión están relacionados con el Impuesto de Sociedades de los ejercicios fiscales de 2020 y 2021. González Amador habría presentado facturas falsas para reducir la cuota tributaria, incurriendo así en fraude fiscal. La jueza a cargo del caso señaló que, como consecuencia de estas conductas, el empresario dejó de ingresar a la Hacienda Pública una suma de 155.000 euros en 2020 y 195.951 euros en 2021.

Detalles legales y consecuencias

En el auto de apertura de diligencias, la jueza explicó que las conductas fraudulentas de González Amador están tipificadas en el Código Penal. Los delitos están contemplados en el artículo 305.1, en concurso medial con un delito de falsedad documental mercantil, conforme al artículo 392.1 en relación con el artículo 390 del mismo código.

El caso ha generado un notable interés público debido a la relación de González Amador con Isabel Díaz Ayuso. La situación se complica aún más con la posibilidad de que el empresario llegue a un acuerdo con la Fiscalía, lo cual podría influir en la percepción pública de la presidenta madrileña y su entorno.

En resumen, la comparecencia de Alberto González Amador este lunes es un capítulo más en un caso de fraude fiscal que tiene múltiples aristas y potenciales repercusiones políticas. La decisión judicial y las negociaciones con la Abogacía del Estado serán determinantes para el futuro legal del empresario y, posiblemente, para la imagen pública de su pareja, la presidenta de la Comunidad de Madrid. La atención mediática y el escrutinio público seguirán siendo intensos en los próximos días.

Más noticias