Actualidad

Urkullu prepara nueva ley para untar el morro a los negacionistas

El Lehendakari quiere postular una norma que haga la vacunación obligatoria en caso de que haya otra pandemia

Iñigo Urkullu estudia con su equipo plantear una nueva ley que impida vivir situaciones como las que se han tenido que vivir en Euskadi en estos tiempos. La pandemia del coronavirus ha generado muchísima desconfianza en un pequeño sector de la población. Los llamados negacionistas, que han sido un quebradero de cabeza para seguir con el ritmo de vacunación establecido.

El Gobierno de Iñigo Urkullu ha sido siempre muy duro con esto y ha tratado de llevar al Parlamento vasco una ley antipandemia que buscaba reforzar los poderes autonómicos para adoptar medidas y restricciones tras meses en que se ha topado con resoluciones judiciales que han situado las competencias en el Estado y en el marco de regímenes excepcionales como el estado de alarma las competencias.

nueva ley
Euskadi quiere acabar con los negacionistas

Nueva ley para frenar a los negacionistas

Pero había una cosa que no se podía cambiar. Los negacionistas han renegado de la vacuna desde el principio. Muchos se han vacunado cuando han visto la muerte de cerca o han cambiado de opinión por sufrir la enfermedad. Pero Urkullu pretende una nueva ley que impida que esta situación se repita.

El texto se ha quedado corto este verano cuando se ha deseado volver a hacer obligatorias siempre las mascarillas, por ejemplo. Ahora, dentro de un texto más general que diseña el nuevo modelo de Salud Pública, el Ejecutivo incorpora un artículo con el que se mencionan restricciones en la libertad de movilidad e incluso posibles vacunas obligatorias en el marco de una pandemia.

El borrador de la nueva ley es claro

“Conforme a la normativa vigente y a las garantías establecidas por ésta, cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo urgente para la salud de la población, debido a la situación sanitaria concreta de una persona o grupos de personas, o a situaciones de emergencia de salud pública o pandemias, la autoridad sanitaria podrá ordenar la adopción de las medidas preventivas generales y de intervención”, comienza.

“Entre dichas medidas se incluyen: el establecimiento de restricciones en la libertad de movilidad y en el ejercicio profesional; la práctica de exámenes y reconocimientos médicos; la vacunación, prescripción de tratamiento médico y hospitalización; el control individual sobre la persona o grupos de personas, así como el aislamiento domiciliario, mediante decisión motivada, por el tiempo necesario para la desaparición del riesgo”, concluye.

To Top