14 de julio de 2024 | 3:13

Actualidad

Pescadores piden demolición de la mansión ilegal de Eva Cárdenas

Mairenis Gómez

19 de junio de 2024 | 4:00 pm

Los pescadores han presentado una solicitud formal ante el Ayuntamiento de Moaña para demoler la mansión de Eva Cárdenas, esposa del presidente del PP

En Moaña, los pescadores han decidido actuar contra lo que consideran una construcción ilegal en dominio público. Han registrado una solicitud formal para la demolición de la mansión de Eva Cárdenas, argumentando que la vivienda se levantó mediante obras irregulares. Este conflicto ha generado tensiones en la comunidad, y la asociación Pladesemapesga lidera el movimiento para recuperar el control del espacio costero.

Pladesemapesga y la batalla legal por la costa gallega

Pladesemapesga, que representa a los pescadores, ha dado pasos firmes contra esta situación. Miguel Delgado, su líder, ha consultado a expertos que apoyan la idea de que la mansión infringe varias normativas que protegen el litoral gallego. En los últimos días, la plataforma ha pedido cortar el suministro de agua y electricidad de la propiedad de Cárdenas. Además, han solicitado que se le declare persona ‘non grata’, argumentando que su presencia y la de su vivienda afectan negativamente a la comunidad local.

Una parcela de 700 metros con acceso directo al mar

La construcción de esta casa, situada en la playa de O Con, no solo ha sido criticada por su legalidad, sino también por su impacto medioambiental. La vivienda de piedra, de 150 metros cuadrados, se encuentra en una parcela de 700 metros con acceso directo al mar. Adquirida por más de 600.000 euros, la casa incluye un sótano, bodega, salón, dormitorio, aseo, cocina y cinco dormitorios en la planta alta.

La declaración de persona ‘non grata’ busca proteger el bienestar y la tranquilidad de los vecinos,

El patrimonio inmobiliario de Eva Cárdenas y Alberto Núñez Feijóo

Esta mansión no es la única propiedad de Cárdenas y Feijóo en la región. Además de la casa en Moaña, Feijóo posee otra finca en Meira, con un solar de 1.040 metros cuadrados, piscina y vistas al mar. Por su parte, Eva Cárdenas tiene un patrimonio inmobiliario significativo, que incluye un piso de 256 metros cuadrados en A Coruña, varios apartamentos y una empresa inmobiliaria.

La insistencia de los pescadores en demoler la casa de Cárdenas se basa en la defensa del medio ambiente y la legalidad urbanística. Este caso no solo refleja un conflicto local, sino también una lucha por la preservación del litoral gallego y el respeto a las normativas que lo protegen. Los esfuerzos de Pladesemapesga y su líder Miguel Delgado son un ejemplo de cómo la comunidad local puede unirse para defender sus derechos y el entorno en el que viven, enfrentándose incluso a figuras poderosas como el presidente del PP y su esposa.

Más noticias