Actualidad

El PNV se lanza a por Vitoria – Gazteiz

Euskadi, fruto de un convenio firmado este miércoles entre el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha reforzado el papel de la ciudad como capital de la comunidad autónoma aunque sin mencionar en el documento más allá de que Vitoria es “la sede de las instituciones comunes” vascas. El acuerdo reportará 40 millones a la ciudad en concepto de canon de capitalidad, 10 anuales de aquí a 2020, lo que supone, en palabras del lehendakari, “doblar la aportación” que ha recibido en los últimos años Vitoria por los “gastos” de seguridad, transporte, limpieza o urbanismo derivados de la celebración de eventos y la cesión de edificios al Gobierno vasco.

Según el alcalde Urtaran, que ha acudido a la sede de Presidencia con traje, corbata y una insignia con la bandera de Vitoria, este convenio refleja el “compromiso firme” del lehendakari Urkullu con Vitoria como “capital de Euskadi” y supone, es cierto, el cumplimiento del compromiso adquirido por el entonces candidato del PNV en la campaña electoral del pasado año. “Vitoria-Gasteiz, como capital, recibe una inyección importante”, ha dicho el regidor, que aspira que esta financiación contribuya a sus planes para convertir la ciudad en un “referente europeo” en sostenibilidad, urbanismo, medio ambiente o transporte.

 El canon de 10 millones de euros anuales se divide en 7,5 millones fijos para compensar los gastos propiamente dichos por acoger el Gobierno vasco, la sede de Presidencia, Ajuria Enea, el Parlamento y otras instituciones como la academia de la Ertzaintza, el Tribunal de Cuentas o el Ararteko (la cantidad prometida en campaña por Urkullu) y en 2,5 variables para proyectos concretos que se irán definiendo año por año.

De la primera parte, se entiende que 6,5 millones palían el coste añadido en alumbrado, “mantenimiento de vías e infraestructuras”, limpieza, seguridad o transporte urbano, cuando hasta ahora el canon estaba fijado en 5 millones (y hace menos de una década ni siquiera existía esta figura). Asimismo, otro millón se destina a actuaciones concretas en calles, plazas y barrios de la ciudad. Respecto a los 2,5 millones variables, en 2017 el Ayuntamiento ha priorizado el programa de reformas en Santa Bárbara o América Latina, el impulso de aparcamientos en Arana y en el Europa y el plan de huertos urbanos. “En los próximos años, a través de las adendas correspondientes al convenio suscrito, se fijarán las inversiones y obras a financiar con cargo a este acuerdo”, especifica el Gobierno vasco.

El lehendakari Urkullu ha querido dejar claro que este canon de 40 millones (por error en la versión en castellano del convenio está fijado en “40.0000.000 euros”, 360 millones más, si bien en euskara está correcto) no agota el “compromiso” de su Ejecutivo con la ciudad. Ha citado, por ejemplo, planes de inversiones en transportes (tranvía, BRT o soterramiento del AVE), reformas en colegios (los ha citado uno por uno), obras hidráulicas o también el programa de impulso a la logística. “Que Vitoria-Gasteiz siga mejorando como referente”, ha dicho Urkullu, quien sí ha llamado “capital” a la ciudad en su alocución.

A preguntas de los periodistas, que han cuestionado al lehendakari por si no se valoraba configurar este apoyo económico a la capitalidad de manera definitiva y no mediante convenios sujetos a cambios políticos, Urkullu ha explicado que “no se puede avanzar más”. Ha dicho también que está claro su “esfuerzo” hacia Vitoria ya que ya en 2013 firmó un primer convenio con la ciudad y ahora compromete el canon hasta el final de su mandato, previsto en 2020. “Es obvio que hablamos de la sede de las instituciones comunes y, por lo tanto, de la capital de Euskadi, por lo que requiere un esfuerzo del resto de instituciones”, ha remachado el presidente vasco.

To Top