22 de junio de 2024 | 5:15

Actualidad

PP quiere frenar la ley europea de reparación de la naturaleza

Alberto Núñez Feijóo en medio de acusaciones y polémica.

Laura Rangel Ybarra

12 de julio de 2023 | 5:00 pm

La ley de restauración natural

La Unión Europea ha puesto sobre la mesa una propuesta ambiciosa, la Ley de Restauración Natural, que busca que un 20% de las tierras y aguas de la UE sean objeto de políticas de restauración para 2030. Esta iniciativa es esencial para recuperar territorios que han sufrido daños a causa del cambio climático o la acción humana.

La realidad es preocupante: en este momento, el 81% de los hábitats del continente están degradados y 1.667 especies están en peligro de extinción. Sin esta norma, muchos de estos espacios empeorarán hasta ser irrecuperables.

A pesar de la evidente necesidad de esta legislación, el Partido Popular Europeo (PPE) se ha erigido como una fuerte oposición. Su primer intento de terminar con la Ley de Restauración Natural en la Eurocámara falló por poco, pero su lucha contra esta propuesta está lejos de terminar.

La estrategia del PPE incluyó una votación de enmienda a la totalidad de la propuesta. Si hubiera tenido éxito, habría supuesto el fin definitivo de la Ley de Restauración Natural. Afortunadamente, los votos de los socialistas, la izquierda, los verdes y parte de los liberales fueron suficientes para salvar el proceso.

Consecuencias de la oposición del PPE

A pesar de no haber logrado tumbar la propuesta, la acción del PPE causó un considerable retraso en las votaciones. Se tuvieron que votar individualmente 2.400 enmiendas, y no hubo tiempo para celebrar la votación del texto final.

El texto resultante de esta votación aplazada es el que se llevará al pleno del Parlamento a mediados de julio. Sin embargo, el PPE, junto a los diputados de extrema derecha de ECR y de Identidad y Democracia, también consiguió aprobar decenas de enmiendas que podrían diluir la ambición del documento.

Motivaciones políticas

El PPE ha puesto en su punto de mira esta legislación debido a sus planes de convertir el cambio climático en un escenario de batalla para las elecciones europeas de 2024. La derecha pretende capitalizar el descontento de los votantes conservadores y de la población rural respecto a las regulaciones verdes, presentando la Ley de Restauración Natural como un peligro para los agricultores y la seguridad alimentaria de la Unión Europea.

Varios osos pardos en una imagen de la Fundación Oso Pardo, promoviendo su expansión en Galicia.
Varios ejemplares de oso pardo en una imagen de la Fundación Oso Pardo, que trabaja en proyectos para facilitar su expansión en Galicia y su conservación. © Fundación Oso Pardo.

La necesidad de la restauración natural

La Ley de Restauración Natural tiene incluso un beneficio económico para el continente. Ahora se pagan tres veces las consecuencias del cambio climático en el campo: primero en subvenciones a la agricultura, luego para pagar los daños que sufre y finalmente para restaurar el ecosistema. Esta ley iría directamente al tercer paso, explicó Deli Saavedra, uno de los firmantes de una carta de más de 150 expertos en defensa de la ley.

En resumen, el futuro de la Ley de Restauración Natural está en juego. La oposición del Partido Popular Europeo amenaza una propuesta crucial para la protección de los ecosistemas y la biodiversidad en la Unión Europea. Es un tema que merece atención y debate público, no solo por su importancia ambiental, sino también por las implicaciones políticas y económicas que conlleva.

Más noticias