16 de julio de 2024 | 6:09

Actualidad

PP y PSOE ocultaron nacionalidad de delincuentes en medios desde 2003

Mairenis Gómez

20 de junio de 2024 | 9:30 am

En 2003, el PP y el PSOE firmaron un acuerdo para evitar que los medios de comunicación en España revelaran la nacionalidad de los delincuentes

En 2003, el PP y el PSOE firmaron un acuerdo para evitar que los medios de comunicación revelaran la nacionalidad de los delincuentes. Este pacto, que inicialmente se aplicó en RTVE, luego se extendió a medios privados. El objetivo era eliminar cualquier referencia a la etnia, color de piel, país de origen, religión o cultura en noticias de sucesos trágicos.

La estrategia inicial y su implementación en los medios públicos

El 1 de octubre de 2003, se firmó un documento que establecía directrices sobre el tratamiento informativo de la inmigración en los medios audiovisuales. Este documento fue diseñado para ser una guía para todos los medios, públicos y privados, dependientes de subvenciones públicas. La principal doctrina de este pacto era evitar la mención del grupo étnico, color de piel, país de origen, religión o cultura en noticias de crímenes o sucesos trágicos.

Años más tarde, con José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno, se formalizó una guía que instaba a todos los medios y cuerpos de seguridad del Estado a seguir estas directrices. Esta guía también criticaba el uso del género masculino como norma para referirse a grupos mixtos, argumentando que invisibilizaba a las mujeres. Además, se promovía la divulgación de informaciones sobre la migración y su contexto, contribuyendo al clima de diálogo social.

Las recomendaciones a las fuerzas de seguridad y medios privados

Las recomendaciones incluían rechazar las generalizaciones y evitar señalar a colectivos minoritarios. Los medios debían abordar la inmigración como un tema, no como un problema, asumiendo la normalidad de la circulación internacional de personas. El pacto entre PP y PSOE era explícito en evitar la asociación entre inmigración y violencia, conflicto, marginalidad, desorden o delincuencia. También se evitaba el tratamiento utilitarista de la inmigración para cubrir puestos de trabajo por baja natalidad.

Además, la guía introducía casos prácticos para enfatizar qué palabras y expresiones debían usarse para evitar generar rechazo hacia ciertas ideas, buscando así influir en la percepción pública. Por ejemplo, se prohibía toda asociación de inmigración con delincuencia y se promovía el principio de presunción de inocencia. Se recomendaba utilizar términos más neutrales como «desplazados» o «pasajeros» en lugar de «avalancha» o «asalto».

PP y PSOE ocultaron nacionalidad de delincuentes en medios desde 2003

La implicación de los principales medios generalistas

Incluso, este macro acuerdo fue respaldado por los principales medios generalistas del país, incluyendo agencias de comunicación como Europa Press, EFE y Servimedia. Esta alianza buscaba uniformar el tratamiento informativo de la inmigración, reduciendo cualquier tipo de estigmatización o discriminación en las noticias.

En definitiva, la ocultación de la nacionalidad de los delincuentes en los medios de comunicación en España fue el resultado de un acuerdo estratégico entre PP y PSOE, implementado a través de guías y recomendaciones tanto para medios públicos como privados. Este acuerdo ha tenido un impacto significativo en la forma en que se informa sobre la inmigración y la delincuencia en el país, promoviendo una visión más integradora y menos estigmatizante.

Más noticias