20 de febrero de 2024 | 11:00

Actualidad

Repsol sigue considerando trasladar inversión en hidrógeno fuera de España

Repsol considera llevar su inversión en hidrógeno fuera de España

María José Gonzalez

30 de noviembre de 2023 | 8:00 pm

Ante la falta de estabilidad jurídica y fiscal en España, Repsol contempla la posibilidad de trasladar su significativa inversión en hidrógeno a otros países europeos. Esta decisión, marcada por la búsqueda de un entorno más favorable para sus proyectos, resalta la importancia de un marco regulatorio estable y competitivo para retener inversiones estratégicas en el sector energético.

El desafío de mantener las inversiones en un marco inestable

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha manifestado su preocupación por el actual clima de incertidumbre jurídica y fiscal en España, especialmente en lo que respecta a las inversiones en hidrógeno. Con un plan de inversión proyectado en unos 1.500 millones de euros, la compañía considera esencial contar con un marco de estabilidad y un régimen fiscal atractivo y competitivo. Brufau ha advertido que, de imponerse un impuesto a la producción de hidrógeno que no existe en países vecinos como Francia o Portugal, Repsol podría decidir trasladar sus proyectos a estas naciones.

La crítica de Repsol no se limita solo a la posible imposición de nuevos gravámenes. Durante su intervención en una jornada dedicada al hidrógeno, Brufau ha calificado de “incomprensible” el mantenimiento en España de un gravamen transitorio basado en beneficios extraordinarios, una medida que otros países ya han eliminado. Según él, estos costes adicionales colocan a las empresas españolas en una clara desventaja competitiva.

Europa y la competitividad en el sector energético

Brufau también ha expresado su preocupación por el panorama energético y industrial en Europa. Según él, la falta de un mercado energético europeo integrado y con una normativa similar en todos los estados miembros limita la capacidad competitiva de las empresas europeas. Pone el foco en Asia y América, donde las empresas disfrutan de incentivos para crecer y expandirse, algo que no ocurre en Europa.

Advierte que la continuación de esta tendencia podría resultar en la pérdida de puestos de trabajo y un retroceso medioambiental, debido a la deslocalización de la industria. Argumenta que Europa debería proteger su industria y evitar generar desventajas competitivas, especialmente en temas medioambientales.

Una visión integral para la descarbonización

El presidente de Repsol subraya la importancia de abordar la descarbonización en Europa con un enfoque integral, que incluya incentivos y estímulos en lugar de prohibiciones y demonizaciones de ciertas tecnologías. Resalta la necesidad de un debate científico riguroso y un entendimiento profundo de los desafíos relacionados con la distribución, transporte y almacenamiento del hidrógeno para lograr cero emisiones en 2050.

La postura de Repsol refleja un desafío mayor para España y Europa: crear un entorno que no solo favorezca la descarbonización, sino que también proteja y promueva la competitividad industrial y energética. La posibilidad de que Repsol traslade su inversión en hidrógeno subraya la necesidad de políticas y marcos regulatorios que equilibren los objetivos ambientales con la sostenibilidad económica y la retención del talento y las inversiones en el continente.

Más noticias