19 de julio de 2024 | 8:06

Actualidad

Vox en bancarrota

Vox en dificultades financieras Pierde 2 millones de euros en ingresos

Jeickson Sulbaran

26 de junio de 2024 | 1:03 pm

Los retos económicos de Vox: crisis de ingresos, afiliados y gastos desmesurados en su cúpula

Vox, el partido que se ha posicionado fuertemente contra las subvenciones, se encuentra ahora en una crisis financiera significativa. En el último año, Vox ha perdido 2 millones de euros en ingresos, una cifra alarmante que pone de manifiesto los desafíos económicos a los que se enfrenta. Esta pérdida se ha visto reflejada no solo en sus cuentas, sino también en la gestión interna del partido.

Los afiliados y sus pagos: una caída preocupante

En el ámbito de los afiliados, la situación no es mejor. Aunque Vox cuenta con 67.000 afiliados registrados, solo 35.000 de ellos están al corriente de pago. Esto implica que más del 40% de sus afiliados no están contribuyendo económicamente, lo que representa una debilidad importante en la estructura de ingresos del partido. Esta falta de pagos recurrentes agrava aún más la situación financiera de Vox, que depende en gran medida de estas cuotas para sostener sus operaciones.

Los sobresueldos de la cúpula: un gasto desproporcionado

Un aspecto controvertido de las finanzas de Vox es el elevado costo de su cúpula directiva. Santiago Abascal, el líder del partido, ha recibido 54.000 euros en sobresueldos, mientras que la cúpula en su conjunto ha percibido 646.000 euros. Estos pagos adicionales han generado críticas tanto dentro como fuera del partido, especialmente considerando la situación financiera precaria en la que se encuentran.

Vox en dificultades financieras Pierde 2 millones de euros en ingresos

A pesar de su retórica contra las subvenciones, Vox ingresó 13 millones de euros en 2023 de las Administraciones Públicas. Esta dependencia de fondos públicos contrasta fuertemente con su discurso habitual. Además, el partido tiene 9 millones de euros en deudas con entidades de crédito, lo que añade presión a su ya tensa situación financiera. Esta deuda considerable pone en riesgo la estabilidad a largo plazo del partido y plantea preguntas sobre su capacidad de gestión financiera.

Para intentar paliar la crisis, Vox ha llevado a cabo despidos y recortes que ascienden a 4,8 millones de euros en indemnizaciones y gastos de personal en 2023. Esta cifra supera los ingresos por cuotas de afiliados, lo que indica la gravedad de la situación. Los recortes no solo afectan a la operatividad del partido, sino también a su imagen pública y a la confianza de sus seguidores.

El futuro de Vox

La situación financiera de Vox refleja una serie de decisiones cuestionables y una gestión económica que no ha sabido adaptarse a las circunstancias cambiantes. La pérdida de ingresos, la caída en el número de afiliados activos, los gastos desmesurados en la cúpula y la dependencia de fondos públicos contrastan fuertemente con la retórica del partido. Para sobrevivir a esta crisis, Vox deberá replantear su estrategia financiera y buscar nuevas formas de sostener su estructura sin comprometer su discurso.

Más noticias

Pradales pide un pacto ético en Euskadi

Mairenis Gómez

18 de julio de 2024 | 11:28 am

El lehendakari ha lanzado una iniciativa clave para reforzar el clima de respeto en la política vasca El lehendakari ha lanzado una iniciativa clave para …