21 de julio de 2024 | 12:54

Bilbao

Alcalde de Bilbao denunciado por mujeres guardia civil

Miguel Castillo

4 de septiembre de 2023 | 9:00 am

Bilbao ha sido escenario de una reciente controversia relacionada con el respeto y los derechos de las mujeres en la Guardia Civil. La historia gira en torno a un cartel promocional de un festival callejero, que ha sido señalado como ofensivo y discriminatorio por la asociación de la Guardia Civil JUCIL.

El Origen del Conflicto

JUCIL ha alzado la voz contra la representación de dos agentes femeninas de la Guardia Civil en un cartel del festival. Las acusaciones van más allá de la simple mala representación; la asociación argumenta que las agentes fueron ofendidas «por su condición de mujeres y por su actividad profesional».

La imagen en cuestión muestra a dos mujeres guardias civiles, y según JUCIL, fue acompañada por una canción del grupo punk rock británico, Pop Group, titulada We are all prostitutes (Todas somos prostitutas). Esta asociación ha sido señalada como especialmente inapropiada y dañina.

Delitos Señalados

Según la denuncia de JUCIL, se ha incurrido en dos delitos graves: un delito de odio y otro de injurias graves con publicidad. Exigen que el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, justifique ante las autoridades judiciales la autorización y difusión de dicho cartel.

Además, JUCIL ha solicitado que se presente toda la documentación relacionada con la autorización del festival. Quieren que se revele quién hizo la solicitud y que esa persona o entidad también sea llamada a declarar.

Otras Controversias

No es la primera vez que el programa alternativo de la Semana Grande de Bilbao genera polémica. Recientemente, otro cartel con la cara de Santiago Abascal, líder de Vox, fue objeto de críticas y denuncias.

A pesar de estas polémicas, el festival no fue suspendido, aunque se tomaron medidas adicionales para garantizar la seguridad.

Reacciones y Declaraciones

Alberto Arranz, secretario nacional Jurídico de JUCIL, ha manifestado su descontento con que se subvencione este tipo de iniciativas que, según él, «denigra» a las mujeres y las vincula con comportamientos machistas.

Para JUCIL, el cartel no solo es ofensivo, sino que también propicia odio y discriminación hacia las mujeres de la Guardia Civil. Esta visión de las guardias civiles, alegan, menoscaba y desprecia la labor que ejercen.

Conclusiones

El respeto y la dignidad deben ser pilares fundamentales en cualquier sociedad. Esta polémica ha sacado a la luz la necesidad de ser más cuidadosos y respetuosos con las representaciones que se hacen en los medios y en el ámbito público. Las autoridades de Bilbao tendrán que enfrentarse a estas acusaciones y garantizar que se respeten los derechos y la dignidad de todas las personas, independientemente de su género o profesión.

La opinión pública esperará con interés las decisiones judiciales y las futuras acciones del Ayuntamiento de Bilbao en relación con este delicado asunto. La expectativa es clara: que prevalezca la justicia y el respeto hacia todos los ciudadanos y ciudadanas.

Más noticias