Bilbao

Bilbao instaura asistencia telefónica contra la soledad

Durante el confinamiento los servicios sociales realizaron más de 35.000 llamadas a personas de avanzada edad para comprobar cómo se encontraban

La pandemia ha cambiado por completo la vida habitual. Las personas mayores están siendo uno de los grupos más afectados, por lo que Bilbao ha decidido instaurar asistencia telefónica para luchar contra la soledad que sufren muchos de ellos. Un servicio que llevará a cabo el área de Acción Social.

Muchas personas de avanzada edad, tanto en la primera oleada como en la segunda, han decidido no salir de casa por miedo a contraer el virus, que se ceba con ellos especialmente. Esto ha provocado que en muchos momentos se sientan solos, por que ahora los servicios sociales les harán compañía con asistencia telefónica.

asistencia telefónica
La asistencia telemática tiene como objetivo acabar con la soledad de las personas mayores

Los mayores ya sintieron soledad en la primera oleada

Esta situación no es nueva, puesto que durante el confinamiento ya se vivió algo similar. En aquel entonces, los servicios sociales realizaron unas 36.000 llamadas, aproximadamente, a personas mayores que vivían solas. Unas llamadas que servían para conocer cómo se encontraban y si tenían las necesidades cubiertas.

La inmensa mayoría de ellos, gracias a amigos y familiares, las tenían cubiertas, pero la gran sorpresa fue que se encontraban tristes por la soledad. Algo que demostraron hablando con los servicios sociales, que cifraron en 1.500 las llamadas en las que las personas mayores reflejaban este sentimiento de soledad.

Asistencia telefónica para acabar con la soledad

Ahora, debido a que la situación se está repitiendo, Bilbao ha querido anticiparse destinando parte de su área de Acción Social para acabar con la soledad de las personas mayores con asistencia telefónica. Unas llamadas que emplearán distintos métodos para satisfacer las necesidades de cada persona.

Según han indicado, en algunos de los casos estas personas necesitarán talleres online, mientras que en otros casos bastará con un rato de conversación. Por el momento, esta medida estará en fase de prueba, para la que han seleccionado a 450 personas que tendrán que dar su feedback.

To Top