19 de julio de 2024 | 7:17

Bilbao

Bilbao homenajea a víctima de violencia policial con primera placa conmemorativa

Mairenis Gómez

25 de junio de 2024 | 5:00 pm

El alcalde Juan Mari Aburto y representantes del Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia han inaugurado la primera placa conmemorativa en honor a Francisco Javier Núñez

Bilbao ha dado un paso histórico en la lucha por la justicia y la memoria. Ayer, el alcalde Juan Mari Aburto y representantes del Foro Bilbao para la Paz y la Convivencia colocaron una placa en honor a Francisco Javier Núñez, el primer homenajeado como víctima de la violencia policial en la ciudad. Este acto simboliza el reconocimiento del dolor y la injusticia sufrida por Núñez y su familia durante décadas.

Un emotivo acto de justicia y memoria en el corazón de Bilbao

La placa conmemorativa se encuentra en la calle Pedro Ibarretxe, junto a los Jardines de Albia y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Este lugar no fue elegido al azar. La ubicación simboliza la búsqueda de justicia que llevó a Francisco Javier Núñez a enfrentarse a la violencia policial. Núñez, profesor de matemáticas, murió el 30 de mayo de 1977 tras ser torturado por la policía armada. Su historia es un recordatorio doloroso de la brutalidad que marcó esa época.

El acto de homenaje, abierto a la ciudadanía, incluyó una ofrenda floral. La familia de Núñez, junto a autoridades y allegados, se reunió para recordar y honrar su memoria. Carmina de la Parte, esposa de Francisco, expresó su emoción y gratitud por el reconocimiento a su difunto esposo. Agradeció el apoyo recibido y destacó los años de sufrimiento que ella y su hija han soportado.

Inés Núñez de la Parte destaca la importancia del homenaje para restaurar la memoria y dignidad de su padre

Inés Núñez de la Parte, hija de Francisco, también se mostró conmovida por el homenaje. Subrayó la importancia del acto para restaurar la memoria y dignidad de su padre, quien fue víctima de una injusticia cruel e innecesaria. Recordó cómo su padre sufrió una brutal paliza mientras paseaba con ella, su hija de tres años, y cómo la violencia continuó cuando intentó denunciar los hechos. Los mismos policías que lo agredieron lo torturaron nuevamente, obligándolo a ingerir aceite de ricino y coñac, lo que finalmente le costó la vida después de 13 días de agonía.

Inés Núñez de la Parte destaca la importancia del homenaje para restaurar la memoria y dignidad de su padre

La lucha por la justicia: un legado de esperanza y memoria

Este homenaje no solo busca honrar la memoria de Francisco Javier Núñez, sino también enviar un mensaje claro de que la violencia y la injusticia no deben ser toleradas. La colocación de esta placa es un acto de justicia tardía, pero necesario, para una familia que ha sufrido en silencio durante demasiado tiempo. Es un recordatorio de que la sociedad bilbaína valora la justicia y la memoria histórica.

En palabras de Inés Núñez de la Parte, el homenaje «ha servido, dentro de lo posible, para restaurar la memoria y la dignidad de mi padre». Su testimonio es un poderoso recordatorio de que, aunque la justicia pueda tardar, es fundamental reconocer y reparar el daño causado. Bilbao ha dado un paso adelante en el reconocimiento de las víctimas de la violencia policial, subrayando la importancia de recordar y aprender del pasado para construir un futuro más justo y respetuoso.

Más noticias