22 de mayo de 2024 | 4:58

Bilbao

Bilbao no quiere ser Donosti en turismo

Jesús Carames

21 de mayo de 2023 | 5:00 pm

Aprender de la masificación de la capital guipuzcoana es algo que tiene que evitar Bilbao

Bilbao, orgullosa de su identidad, está trazando un camino independiente en su desarrollo turístico. En lugar de seguir los pasos de ciudades como Donosti, se está esforzando por garantizar un crecimiento turístico sostenible, prestando especial atención a evitar los problemas de masificación evidentes en urbes turísticas como Barcelona. Los ediles bilbaínos así lo explican antes de las elecciones municipales.

Regulando el alojamiento turístico

Para proteger la vida de los vecinos de la ciudad, se han establecido regulaciones estrictas sobre los pisos turísticos. En Bilbao, la normativa municipal no permite que estos alojamientos se encuentren más allá de las primeras plantas de las comunidades de propietarios, una medida que pone coto a la proliferación indiscriminada de este tipo de viviendas.

El decálogo de buenas prácticas para visitas guiadas

El Consistorio de Bilbao, consciente del creciente número de visitantes que realizan visitas guiadas, planea elaborar un decálogo de buenas prácticas para regular esta actividad. Este código asegurará que las visitas no supongan una molestia para los vecinos. La prohibición del uso de altavoces se espera que sea uno de los puntos clave de este decálogo, siguiendo un ejemplo ya implementado en Donosti.

Regulando los detalles

El Ayuntamiento tiene la competencia para regular aspectos como los elementos de audio utilizados en las visitas guiadas, los recorridos más frecuentados, los contenidos presentados durante las visitas y el número máximo de participantes. El objetivo principal es evitar que las visitas turísticas interfieran en la vida cotidiana de la ciudad.

Preservación del entorno rural y natural

En el caso del turismo en entornos rurales y naturales, el objetivo cambia hacia la preservación del espacio natural. Este es el caso de Gaztelugatxe, un islote para el que se ha limitado el acceso a 340 personas en el lugar y a 3.024 personas al día para proteger su entorno y garantizar la seguridad. Para visitar este biotopo protegido es necesario reservar a través de una plataforma digital.

Museo Guggenheim y la sostenibilidad

Con la misma visión de sostenibilidad, se espera el nuevo Museo Guggenheim, proyectado entre Gernika y Murueta. La candidata del PNV a dirigir la Diputación Foral de Bizkaia, Elixabete Etxanobe, ha anunciado que el respeto al medio ambiente será una prioridad ineludible en el proyecto.

Una nueva visión para el transporte

Para conectar los dos enclaves, se planifican cuatro modos de transporte: tren, lanzadera eléctrica, bidegorri y camino peatonal. Esta innovadora estrategia de transporte es una muestra más del compromiso de Bilbao con un turismo sostenible.

Bilbao es una ciudad que está definiendo su propio camino en términos de turismo. Sin renunciar a su patrimonio cultural ni a su identidad, está adoptando medidas que garantizan la sostenibilidad del turismo y la protección de su entorno natural y urbano.

Más noticias