Bilbao

Urkullu organiza la cena de nochebuena con un mes de antelación

Los contagios bajan en Bilbao pero a ritmo excesivamente lento

En Bilbao los contagios bajan muy lentamente a pesar de todas las restricciones que han impuesto en el Gobierno Vasco. La capital de Bizkaia es un continuo goteo de gente y los números, aunque es cierto que mejoraron con el cierre de la hostelería, invitan al pesimismo.

Con los datos que hay en estos momentos parece altamente complicado que Bilbao pueda llegar a navidades con menos restricciones. Es verdad que el pico gordo de 234 contagios se mejoró, pero no logran bajar de los 120 diarios, una cifra altamente dañina.

Bilbao
Bilbao sigue en zona roja

La Navidad, una utopía para Bilbao

Los datos de Bilbao no reflejan ahora mismo que se pueda salir de la zona de peligro en las próximas semanas. Sin ir más lejos, esta semana se inició con 129 contagios el lunes, pero 177 el martes y 183 el miércoles, lo que demuestra que la situación es todavía grave.

Habrá que ver cómo evoluciona la pandemia en los próximos días, pero parece claro que a día de hoy, Bilbao no va a poder disfrutar de las fiestas navideñas levantando el pie de las restricciones. La situación no invita al optimismo.

En el resto de Bizkaia mejoría

El panorama en Bizkaia, en general, ha mejorado desde el cierre de bares y restaurantes. No obstante, se vienen semanas decisivas para lograr frenar por completo los contagios. Será decisivo llegar limpios a mediados de diciembre si queremos disfrutar las fiestas navideñas con la compañía de familiares y amigos.

Bizkaia ha sido una de las zonas con diferencia más afectadas por el impacto del virus, por lo que tomaron medidas restrictivas. Por más que se discutió en su momento sobre la conveniencia o no de cerrar hostelería, ahora ha quedado demostrado que está teniendo un impacto real en los contagios.

Urkullu ya organiza la cena de nochebuena

En la entrevista ofrecida a Onda Vasca, el Lehendakari ha hecho hincapié en la necesidad de seguir insistiendo en las medidas para “contener la ola y pronunciar la pendiente descendiente”. En este sentido, ha señalado que, viendo que las medidas adoptadas están siendo efectivas, no han visto necesario imponer medidas más restrictivas, pero tampoco de flexibilizar las que están vigentes, dado que la tasa de trasmisión del virus sigue siendo muy alta.

“Tenemos que ser muy celosos en el cumplimento de las medidas”, ha señalado.

Urkullu se ha mostrado preocupado por la tensión hospitalaria, y ha insistido en que Osakidetza cuenta con un Plan de Contingencia. “Nuestra preocupación y obligación es el bien común que es la salud pública, la salud individual y colectiva”, ha señalado.

“Serán unas Navidades diferentes”

En relación a las Navidades, el Lehendakari ha remarcado que serán una Navidades diferentes, y ha subrayado la importancia de hacer un esfuerzo para contener los contactos sociales y limitar a las burbujas de 6 personas.

Durante la entrevista, el Lehendakari ha vuelto a apuntar que “no hay contraposición entre salud y la economía. Hay que mantener actividad económica para preservar la salud”.

Urkullu no es partidario del confinamiento domiciliario, pero ha señalado que es necesario tener presente la opción, por si se complicara la situación.

“Cuanto mas disciplinados seamos en el cumplimiento de las medidas evitaremos medidas mas drásticas”, ha indicado.

To Top