Bilbao

Bilbobus introduce el pago sin contacto con Apple Pay y Google Pay

El Ayuntamiento de Bilbao ha puesto a prueba esta nueva función para comprobar todos sus beneficios

A pesar de todos los problemas que ha ocasionado la pandemia, también ha acelerado procesos positivos para los ciudadanos. Diversas instituciones se han adaptado a la nueva normalidad, como es el caso de Bilbobus. La empresa de transporte público de Bilbao ha decidido incluir el pago sin contacto para velar por la seguridad de todos.

Una decisión que era un reclamo de los usuarios, pues entendían que era un bien necesario para todos. De este modo, todos aquellos que se dispongan a coger un Bilbobus, podrán pagar sin contacto a través de los teléfonos móvil, ya sean Android o iOS, pues ambos sistemas operativos cuentan con opción de pago.

Bilbobus
Bilbobus pone a prueba el pago sin contacto en la línea 56

Bilbobus se renueva

Uno de los grandes objetivos del Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao era introducir novedades en el transporte público. Unas novedades con las que se buscaba facilitar su acceso. Ahora, ante la situación actual con la pandemia, han decidido introducir el pago sin contacto.

El pago sin contacto, con el que ya cuentan infinidad de comercios y transportes, ha llegado para quedarse. No obstante, por el momento no está instaurado en todas las líneas del Bilbobus, pues aún se encuentra en periodo de prueba. Un periodo de prueba que durará varios meses, por lo que no será hasta final de año cuando se instale en el resto de líneas.

Bilbobus prueba el pago sin contacto en la línea 56

Tal y como hemos podido conocer, por el momento la única línea que cuenta con el pago sin contacto es la 56. Todos los autobuses que realizan la ruta cuentan con un datáfono incorporado, donde se puede pagar con tarjeta o través de las aplicaciones móviles. Eso sí, también sigue estando operativo el pago en metálico.

No obstante, el objetivo del Ayuntamiento de Bilbao es acabar con el pago en efectivo. De esta forma, esperan reducir considerablemente el tiempo de espera, de modo que los trayectos serán ligeramente más rápidos. Pero no será hasta dentro de seis meses cuando acabe el periodo de prueba. De este modo, será a partir de septiembre cuando podrá instalarse en el resto de líneas en función de su rendimiento en la línea 56.

To Top