24 de abril de 2024 | 11:05

Bilbao

El puerto de Bilbao se queda sin segunda terminal de contenedores

Jesús Carames

6 de junio de 2023 | 3:38 pm

Futuro prometedor, pero no sin desafíos

La Autoridad Portuaria de Bilbao se enfrenta a una encrucijada de oportunidades y desafíos. Con un alto nivel de ocupación, superior al 85%, la capacidad de expansión física del puerto se ve limitada. Aunque la esperada segunda terminal de contenedores sigue siendo una posibilidad, su implementación no se ha materializado en propuestas concretas. Sin embargo, no todo es sombrío en el horizonte. El puerto tiene en marcha una serie de proyectos estratégicos que prometen impulsar su crecimiento y competitividad.

Adjudicación de espacios: Una tarea compleja

Los espacios disponibles en el puerto se someten a un riguroso estudio para su adjudicación. A principios de año, la Autoridad Portuaria abrió un concurso público para la concesión de una segunda terminal de contenedores con el fin de captar nuevos tráficos y desarrollar de manera incremental el nodo logístico vinculado al puerto de Bilbao. Pero a pesar del interés demostrado por varios operadores, el concurso ha quedado desierto.

Las razones son variadas, incluyendo la rigurosidad de las condiciones del concurso, diseñado para sumar y aumentar la competitividad del puerto sin perjudicar al ecosistema ya existente. Sin embargo, algunos interesados solicitaron cambios en las condiciones, lo que no se alineaba con la visión estratégica del organismo. En este sentido, el puerto de Bilbao está decidido a implementar solo aquellos proyectos que generen valor añadido a la actividad logístico-portuaria.

Proyectos a largo plazo: La electrificación y el Espigón Central

El puerto de Bilbao no está inactivo a pesar de los contratiempos. Ha comenzado los trámites para electrificar los muelles, una iniciativa que reafirma su compromiso con la sostenibilidad y la reducción de emisiones. Además, la Autoridad Portuaria está estudiando diversos proyectos para la segunda fase del Espigón Central, que contará con una superficie operativa de más de 30 hectáreas. Esta ampliación es clave para satisfacer la demanda de espacios portuarios para proyectos estratégicos.

Subasta fallida del Palacio Olabarri

En medio de estos desafíos, el Palacio Olabarri, sede histórica de la Autoridad Portuaria, sigue sin venderse. A pesar del interés de varios compradores, la oferta de salida de casi 10,5 millones de euros no ha logrado atraer ofertas.

Tráficos en aumento

A pesar de estos desafíos, el puerto de Bilbao continúa creciendo en tráficos. El tráfico total ha mostrado una evolución positiva en los primeros meses del año, superando la media de los puertos del sistema. El tráfico en contenedores ha crecido un 8,8% en el primer cuatrimestre, contrastando con la media de los Puertos del Estado, que ha disminuido un -8,3%.

El papel del transporte ferroviario

El puerto de Bilbao ha logrado un notable aumento en el tráfico ferroviario. Pero este crecimiento to avoid long output parece haber llegado a un punto de saturación, debido a la falta de capacidad de la red ferroviaria y las limitaciones de infraestructura en el puerto. Sin embargo, la Autoridad Portuaria tiene planes para abordar este problema con inversiones significativas en infraestructuras ferroviarias y mejoras operativas.

Hacia un futuro sostenible

Los desafíos son abundantes, pero también lo son las oportunidades. El puerto de Bilbao está comprometido con la mejora continua y la innovación para mantener su competitividad en el mercado global. El camino hacia un futuro más sostenible es un viaje que requiere adaptación y perseverancia, pero es una travesía que la Autoridad Portuaria de Bilbao está dispuesta a emprender.

Con la estrategia correcta y una visión de futuro, el puerto de Bilbao tiene el potencial de transformarse en un referente de sostenibilidad y eficiencia en el sector portuario internacional.

Más noticias