17 de abril de 2024 | 5:40

Bilbao

Empresa de Bilbao condenada por acoso moral

María José Gonzalez

17 de enero de 2024 | 9:10 am

En un precedente significativo en la lucha contra el acoso laboral, una empresa bilbaína ha sido condenada a pagar un recargo del 30% por acoso moral a una trabajadora

Esta resolución de la Seguridad Social, que ha ratificado la existencia de conductas violentas en el ambiente laboral, representa un avance importante en la protección de los derechos de los trabajadores y en la promoción de un ambiente laboral seguro y respetuoso.

La afectada, empleada de Comercial Bilbao Frymabisa, estuvo de baja a raíz del acoso moral sufrido en su puesto de trabajo. La Inspección de Trabajo y el Servicio de Prevención de Quirón Prevención constataron el acoso, que fue reconocido como accidente de trabajo tras la intervención del sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Este reconocimiento implicó una relación directa entre la situación de baja médica de la trabajadora y los hechos acontecidos durante su jornada laboral.

Un caso de acoso moral con consecuencias legales

La empresa, al no implementar medidas preventivas adecuadas frente a posibles casos de acoso en el trabajo, ha sido condenada a pagar un recargo del 30% sobre todas las prestaciones relacionadas con el periodo de baja de la trabajadora, que se extendió desde enero hasta diciembre de 2021. Este fallo judicial subraya la importancia de las políticas de prevención y la responsabilidad empresarial en la creación y mantenimiento de un entorno de trabajo seguro y saludable.

El informe de Quirón Prevención detalló conductas inadecuadas hacia la trabajadora, incluyendo agresiones verbales, gritos, insultos y amenazas. Estas acciones no solo constituyen una violación de la dignidad de la persona, sino que también crean un entorno laboral tóxico que puede tener graves repercusiones en la salud física y mental de los empleados.

El sindicato CCOO, al presentar la denuncia, destacó este caso como un ejemplo de la tendencia a ocultar los daños psicosociales derivados del ambiente laboral. Además, hace un llamamiento a los trabajadores para que no toleren situaciones de acoso y busquen apoyo sindical para denunciar estas prácticas.

Medidas preventivas: Un requerimiento fundamental

La condena impuesta a la empresa subraya la necesidad crucial de implementar medidas preventivas efectivas contra el acoso moral en el lugar de trabajo. La comunicación escrita enviada por el sindicato CCOO a la empresa, exponiendo la situación y solicitando la adopción de medidas preventivas, demuestra un intento por parte del sindicato de abordar el problema de manera proactiva. Sin embargo, la falta de acción por parte de la empresa ha llevado a consecuencias legales significativas.

Este caso resalta la responsabilidad que tienen las empresas de proteger a sus empleados de cualquier forma de acoso o violencia en el trabajo. No solo es un mandato legal, sino también un aspecto fundamental de la ética empresarial y del respeto a la dignidad humana. La salud mental y el bienestar de los trabajadores deben ser una prioridad para todas las organizaciones, y la implementación de políticas de prevención y sensibilización sobre el acoso laboral es esencial.

La resolución emitida por la Seguridad Social en este caso de Bilbao no solo representa un alivio y una reivindicación para la trabajadora afectada, sino que también envía un mensaje claro a las empresas sobre las graves consecuencias legales y financieras de ignorar o subestimar el acoso laboral. Este fallo judicial sirve como un recordatorio de que el acoso moral no solo daña a los individuos, sino que también puede afectar gravemente la reputación y la viabilidad financiera de una empresa.

La condena a la empresa bilbaína por acoso moral a una de sus trabajadoras es un hito importante en la lucha contra el acoso laboral en España. Este caso demuestra la importancia de la vigilancia, la prevención y la acción rápida y efectiva frente a cualquier forma de acoso en el lugar de trabajo. Asimismo, subraya la función crucial que desempeñan los sindicatos y las instituciones en la protección de los derechos de los trabajadores y en la promoción de un ambiente laboral seguro y respetuoso.

Más noticias