Bilbao

Otro odiado en Bilbao en la lista de Alkorta para entrenar al Athletic

Van saliendo más nombres candidatos a suplir a Gaizka Garitano

El Athletic da la sensación de que tiene tomada la decisión. El partido ante el Betis se antoja una final para Gaizka Garitano, que en caso de resultado negativo tiene serias opciones de ser despedido. Alkorta sigue confeccionando su particular lista para entrenar al Athletic y el último en sumarse es otro odiado en la afición de Bilbao.

En este parón de selecciones ya no se ha tomado ninguna decisión definitiva y no parece que se vayan a tomar. Pero lo que es seguro es que una derrota frente al Betis, e incluso un empate, podría precipitar la destitución del entrenador del Athletic.

Entrenar al Athletic
Míchel, candidato para entrenar al Athletic

Pochettino pone una condición insalvable para entrenar al Athletic

El Athletic tiene un sueño que parece imposible. Mauricio Pochettino. El ex entrenador de Tottenham y Espanyol no tiene problema en venir, pero pone una condición muy clara que no se puede aceptar. Esta posibilidad parece descartada a día de hoy.

Y es que la condición Pochettino para entrenar al Athletic es incluir una cláusula liberatoria en caso de que el Real Madrid le llamase. El argentino ya estuvo cerca cuando entrenaba al Tottenham, de ahí que ya no quiere que un contrato le prive de entrenar al Real Madrid.

Otro odiado en Bilbao, solución de Alkorta para entrenar al Athletic

El director deportivo del Athletic maneja una amplia lista de opciones. Han sonado Valverde, que no quiere con esta directiva, Pochettino, con condiciones insalvables, Marcelino, que no cae bien en Bilbao… Son muchas las opciones que suenan.

Y en las redes sociales comienzan a temerse lo peor. Porque Alkorta tiene un gran amigo que tampoco cae nada bien en la afición del Athletic. Hablamos de Míchel, con quien Alkorta compartió etapa de jugador en el Real Madrid y también cuerpo técnico en el Olympique de Marsella. Más de una vez ha dicho que su mentalidad encaja en el Athletic. Pero la afición no está por la labor.

To Top