Bilbao

Gijón aprovecha el desastre del Puerto de Bilbao

La huelga de estibadores ha provocado que gran parte de la mercancía se desvíe hasta otros puertos cercanos para acelerar su distribución

La huelga de estibadores que está teniendo lugar en el Puerto de Bilbao está teniendo consecuencias económicas desastrosas. Pero no solo eso, sino que muchos otros trabajadores también han visto en riesgo su labor, pues no pueden desarrollarla como la hacían habitualmente por los retrasos ocasionados.

Asimismo, también hemos conocido que esta situación está siendo aprovechada por otras ciudades. Así es el caso de Gijón, ya que la terminal de APM Terminals está sacando mucha rentabilidad de la huelga. Una huelga en la que tendrán que intervenir las instituciones para que ambas partes lleguen a un acuerdo.

Puerto de Bilbao
La huelga de estibadores ha provocado que el Puerto de Gijón doble su mercancía

Desastre total en el Puerto de Bilbao

La mencionada huelga está teniendo efectos económicos para el sector. Según se ha calculado, el Puerto de Bilbao ha perdido dos tercios de la mercancía, un 67%, mientras que el tráfico de contenedores ha bajado un 54% en el mes de huelga. Unos datos que ha proporcionado el Centro Portuario de Empleo.

De esta forma, toda la mercancía que está perdiendo el Puerto de Bilbao está pasando por otros puertos, provocando pérdidas en el negocio de Euskadi. Ahora, para que la situación mejore, deberán atender la demanda de liberalizar las actividades de la estiba, tal y como reclaman los trabajadores.

Doble de mercancía para Gijón

Debido a la actual situación del Puerto de Bilbao con la huelga, APM Terminals Gijón está recibiendo el doble de mercancía. Esto supone una mercancía por encima de su capacidad, por lo que han tenido que duplicar a los empleados, que se han trasladado desde otras terminales cercanas a la asturiana.

Asimismo, también han puesto a disposición de los trabajadores más maquinaria, ampliación de horarios y mejoras operativas para facilitar la entrada y salida de camiones. De esta forma, el Puerto de Bilbao sigue cosechando pérdidas, debilitando aún más la economía de la zona, ya maltrecha por la pandemia.

To Top