22 de mayo de 2024 | 5:19

Bilbao

Grupo alemán Numa planea inaugurar pisos turísticos en Anboto Dorrea

María José Gonzalez

16 de abril de 2024 | 12:30 pm

Una nueva oportunidad emerge en Bilbao con la propuesta del Grupo Numa

El zócalo de la torre Anboto, que incluye la planta baja y dos niveles superiores, se encuentra en el centro de una batalla de ofertas entre varios inversores. La propuesta más destacada proviene del Grupo Numa, un conglomerado alemán respaldado por tres fondos tecnológicos importantes. Este grupo busca arrendar las dos primeras plantas por un período de 25 años, convirtiéndolas en apartamentos turísticos de alta gama. Los futuros apartamentos contarán con tecnología avanzada que facilitará todas las operaciones para los huéspedes, lo cual representa un modelo de negocio que maximiza la eficiencia y la comodidad.

El Grupo Numa y su propuesta de alojamientos turísticos de alta tecnología

El Grupo Numa no solo es conocido por su robusto respaldo financiero, sino también por su innovadora gestión en el sector turístico. La propuesta incluye una inversión inicial estimada en 4,1 millones de euros por parte de la cooperativa propietaria de Anboto Dorrea. La idea es transformar las primeras dos plantas en apartamentos de alto standing, equipados con tecnología avanzada para facilitar la gestión y mejorar la experiencia del usuario

Además, la visión de Numa es clara, crear un espacio que no solo aporte valor económico a través de los alquileres, que se proyectan superar los 814.000 euros anuales, sino que también eleve el perfil del edificio, atrayendo a un turismo de calidad y potenciando el atractivo de Bilbao como destino turístico.

La reacción de los futuros propietarios y la competencia de ofertas

No obstante, esta propuesta no ha sido bien recibida por todos. Algunos futuros propietarios de viviendas en Anboto Dorrea han expresado su preocupación por la posible restricción al acceso a garajes, vital para su comodidad y calidad de vida. Además, el consejo rector de la cooperativa aún tiene sobre la mesa otras ofertas que podrían alterar el rumbo de esta negociación.

Una de esas ofertas proviene de una gran empresa que cotiza en el Ibex 35, interesada en instalar sus oficinas corporativas en el mismo zócalo de la torre. Otro interesado es un fondo inversor que busca ocupar no solo las oficinas sino también integrar los apartamentos turísticos y un pequeño centro comercial en la planta baja, lo que añadiría una capa de complejidad comercial al edificio.

Buscando un arrendamiento de 25 años y una notable inversión.

Decisiones cruciales en la última asamblea de la cooperativa

El mandato de la última asamblea fue claro, negociar con el Grupo Numa su desembarco en la torre, siempre y cuando no aparezca antes una oferta de compra firme por las plantas 1 y 2, que no debería ser inferior a los 7,22 millones de euros.

Sin duda, como ciudadana de Bilbao y testigo de la evolución urbanística de nuestra ciudad, observo con interés cómo este tipo de operaciones pueden cambiar el rostro de una zona y, con ello, influir en la vida cotidiana de sus habitantes. La decisión final del consejo rector de Anboto Dorrea no solo determinará el futuro del edificio, sino que también podría sentar un precedente en cómo gestionamos y valoramos nuestro espacio urbano en el contexto de un turismo cada vez más exigente y una economía globalizada.

Más noticias