19 de julio de 2024 | 7:24

Bilbao

La bicicleta enemigo declarado del capitalismo salvaje

Jesús Carames

23 de junio de 2024 | 4:01 pm

La economía frente al ciclista

El CEO de Euro Exim Bank Ltd. ha levantado polvareda con sus recientes declaraciones sobre el impacto económico de los ciclistas. Según su análisis, los ciclistas representan un «desastre» para la economía tradicional del país. Esta afirmación se basa en la idea de que quienes eligen la bicicleta como medio de transporte no participan en varios sectores económicos clave. No compran automóviles, no adquieren seguros, no consumen combustible, ni pagan por mantenimiento o reparaciones de vehículos. Además, no generan ingresos en estacionamientos y no contribuyen a la necesidad de construir carreteras más amplias. Desde una perspectiva puramente capitalista, la bicicleta parece ser una amenaza.

Los ciclistas tampoco generan ciertos problemas de salud asociados con el sedentarismo y la obesidad, lo que podría reducir la demanda de medicamentos y servicios médicos. En este sentido, las personas que mantienen un estilo de vida saludable, según el CEO, no aportan al Producto Bruto Interno (PBI) del país a través del gasto en salud.

El impacto del consumo en la salud pública

Por otro lado, el argumento se amplía al comparar el impacto económico de un nuevo establecimiento de McDonald’s con la vida de un ciclista. Según las declaraciones, cada nuevo McDonald’s genera al menos 30 empleos directos y crea demanda para profesionales de la salud, como cardiólogos, dentistas, dietólogos y nutricionistas, quienes atienden a los problemas de salud derivados del consumo de comida rápida.

La implicación de este razonamiento es que un aumento en el consumo de productos poco saludables no solo impulsa la economía a través de la creación de empleos, sino que también mantiene activos a diversos sectores.

Más noticias