26 de febrero de 2024 | 1:31

Bilbao

La carretera del Makro eliminará las balsas de agua para agosto

balsas carretera Makro

Mairenis Gómez

11 de febrero de 2024 | 8:29 am

Una nueva era para la movilidad en Erandio: el proyecto de elevación de la BI-735

Hablemos claro y directo, como nos gusta en Bilbao y en toda Bizkaia, las balsas de agua en la carretera del Makro, ese dolor de cabeza para conductores y comerciantes, están contando sus días. La Diputación de Bizkaia ha puesto en marcha un proyecto que no solo es ambicioso sino también esperanzador. Con una inversión de 1,8 millones de euros, se planea elevar un tramo de medio kilómetro de la BI-735, una solución que promete poner fin a un problema crónico que afecta a nuestra movilidad y seguridad.

Impacto directo en la cotidianidad de Erandio

El tramo de la BI-735 en cuestión no es cualquier carretera. Diariamente, 14.877 vehículos transitan por aquí, incluyendo un significativo 6,6% de vehículos pesados. La zona no solo alberga al centro comercial mayorista Makro, crucial para muchos negocios locales, sino que también sirve como ruta alternativa vital para quienes buscan evitar las retenciones en el corredor de Txorierri.

Sin embargo, las lluvias transforman rápidamente esta arteria vital en un verdadero obstáculo, obligando a cierres totales y desviando el tráfico a rutas menos eficientes. Es un problema que conocemos demasiado bien, especialmente en épocas de lluvias intensas, y que reclamaba una solución definitiva.

La obra: un desafío técnico y una promesa de mejora

Además, el proyecto no solo se centra en elevar la calzada sino también en reconfigurar el espacio para mejorar la circulación y seguridad. Los trabajos incluyen la realización de rellenos y la reducción de la plataforma del vial, sin afectar al arroyo paralelo, y la creación de una nueva rotonda para facilitar el acceso al Makro y eliminar los peligrosos cruces.

Planificación y adaptación

Desde el próximo lunes, 12 de febrero, y hasta mediados de mayo, se prevé el corte de la calzada en ambos sentidos, con desvíos señalizados para minimizar las molestias. A medio plazo, estos inconvenientes se verán compensados con una carretera más segura y eficiente, capaz de resistir mejor las inclemencias del tiempo.

Una inversión en el futuro de Bizkaia

Este proyecto es una clara muestra de cómo la inversión en infraestructura puede mejorar directamente la vida de los ciudadanos. Más allá de la solución inmediata al problema de las balsas de agua, la elevación de la BI-735 es una inversión en la seguridad, en la economía local y en la calidad de vida de todos los que transitamos por Erandio.

Un trabajo en conjunto

En última instancia, estas obras no solo son una respuesta a una necesidad actual sino también una apuesta por el futuro. Asegurando que nuestra infraestructura pueda enfrentar los desafíos que el cambio climático y el aumento del tráfico podrían presentar. La colaboración entre la Diputación y el Ayuntamiento de Erandio, buscando y ejecutando la mejor solución. Es un ejemplo de cómo el trabajo conjunto puede llevar a resultados que benefician a toda la comunidad.

balsas carretera Makro
Soluciones innovadoras para la carretera BI-735

Un futuro prometedor: la transformación de la BI-735

Sin duda, la iniciativa de elevar la carretera BI-735, y eliminar las balsas de agua en la carretera del Makro, es más que una obra; es un paso hacia adelante en nuestra búsqueda constante de una movilidad más segura, eficiente y resiliente. Como bilbaínos y bizkaitarras, estamos acostumbrados a enfrentar desafíos y buscar soluciones prácticas y duraderas. Este proyecto no solo mejora nuestro día a día sino que también refleja nuestra capacidad de adaptación y mejora continua. A la espera de ver completado este importante proyecto en agosto, podemos sentirnos optimistas sobre el impacto positivo que tendrá en nuestra comunidad.

Más noticias