Bilbao

Ex obispo de Bilbao monta el pitote nada más llegar a Burgos

Mario Iceta ha hablado en la presentación de su libro sobre la vida desconocida de los sacerdotes para acercarlos más a los fieles

El ex obispo de Bilbao y actual administrar apostólico de la ciudad, Mario Iceta Gavicagogeascoa, la ha liado al llegar a Burgos, donde ha sido elegido como arzobispo. Lo ha hecho hablando sobre cómo es la vida de los obispos en la presentación de libro-entrevista ‘Servidor de todos’, en la que es entrevistado por José Francisco Serrano.

No obstante, también ha mostrado su punto de vista sobre otros aspectos importantes de la vida como la soledad. Una de las emociones que más está aflorando en la actualidad a causa de la pandemia. Eso sí, el ex obispo de Bilbao ha declarado que no solo se identifica en las personas mayores, sino también en los jóvenes.

Obispo de Bilbao
Mario Iceta ha declarado que los obispos son personas de carne y hueso

La soledad, la gran lacra de la sociedad actual

Según ha declarado Mario Iceta, uno de los mayores dramas de la actualidad es la soledad. Una soledad que achaca a la sociedad de la información y comunicación, que no evita que las personas se sientan solas y aisladas. Es por eso que ha pedido encarecidamente cuidar a los enfermos y a las personas mayores

Tal y como ha declarado, una de las situaciones más desagradables es cuando una persona no se siente querida o cuando nota que su presencia es incómoda. Asimismo, ha recordado que la vida está llena de dificultades, poniendo como ejemplo la situación actual que atraviesan los hosteleros debido al cierre del sector.

El ex obispo de Bilbao la lía tras marcharse a Burgos

Asimismo, durante su intervención también ha declarado que ha sido muy feliz en Bilbao, pero ahora emprende un nuevo camino en Burgos. Eso sí, ha recordado que deja en su sucesor la responsabilidad de atender a los fieles en mitad de una situación tan delicada como la actual, provocada por la pandemia.

Sin embargo, el gran momento llegó cuando declaró que los obispos son personas de carne y hueso. Algo que ha causado gran polémica, puesto que muchos han relacionado sus palabras con las tentaciones a las que tienen que hacer frente día tras días. Unas tentaciones que habría excusado el ex obispo de Bilbao en que son personas cotidianas.

To Top