Bilbao

Obispos vascos censuran al cura de Lemoa en documental sobre ETA Bajo el Silencio

El documental de Amazon Prime expone opiniones relevantes sobre el trascurso de la actividad armada de la organización terrorista

ACTUALIZACION 20:01 El Consejo Episcopal de la Diócesis de Bilbao ha publicado en las últimas horas una nota en la que desautoriza y rechaza las declaraciones realizadas por un presbítero durante la grabación del documental de Iñaki Arteta ‘Bajo el Silencio’. En la secuencia se ve que un joven periodista viaja al País Vasco para acercarse a los responsables de los asesinatos de la banda terrorista ETA y a sus cómplices.

Durante el rodaje del reportaje, el equipo viajó hasta la localidad vizcaína de Lemona. Se desplazaron hasta la parroquia del municipio, donde se activó un artefacto que acabó con la vida de dos guardias civiles. El objetivo de la entrevista era entrevistar al párroco para que relatara cómo fueron aquellos dramáticos instantes.

Lo que no cabía esperar, es que el propio sacerdote hiciera unas declaraciones en las que justificaba aquellos actos terroristas:

“No sabes a qué atenerte, por una parte te alegras porque piensas que su merecido se llevan y, por otro lado, jo, pero no está bien”, reflexionaba durante su intervención en ‘Bajo el Silencio’.

Los obispos vascos puntualizan

Unas declaraciones que han sido condenadas por la Diócesis de Bilbao, quienes a través de una nota han realizado las siguientes consideraciones:

  • 1. Las declaraciones del presbítero diocesano de Bilbao que aparecen en el documental de Iñaki Arteta titulado “Bajo el silencio”, en modo alguno reflejan la posición de esta diócesis ni del clero diocesano sobre los temas abordados.
  • 2. Lamentamos profundamente y pedimos perdón por el dolor que estas declaraciones pueden ocasionar en quienes sufrieron la violencia terrorista, que atenta contra la dignidad de la persona, embrutece a la sociedad y siempre constituye un mal y una injusticia que nunca puede ser justificada.
  • 3. Desautorizamos y rechazamos dichas opiniones personales que no reflejan el sentir de la comunidad eclesial, le hacen daño y deterioran su labor de reconciliación.
  • 4. Los obispos de las diócesis del País Vasco hemos condenado sin matices toda forma de terrorismo y violencia. Así mismo, hemos expresado en numerosas ocasiones que ninguna lectura histórica de lo sucedido en décadas precedentes justifica ni puede pretender explicar los asesinatos de ETA; la decisión de matar es responsabilidad de quienes recurrieron injustamente a la violencia.
  • 5. Los ministros de la Iglesia deben manifestar y expresar siempre en el ejercicio de su ministerio de modo nítido la doctrina de la Iglesia y de modo particular sobre estas cuestiones que tanto sufrimiento generan. Estamos abordando esta cuestión con dicho presbítero, cuyas declaraciones tal y como aparecen en el visionado del documental son inaceptables. Debe hacer frente a su responsabilidad y a las consecuencias que de ella se derivan.
  • 6. Debemos seguir trabajando para que el rechazo a toda forma de injusticia, violencia o terrorismo anide definitivamente en nuestra sociedad y sea proclamado sin ambigüedades en el ministerio que se nos ha encomendado.

El cura de Lemoa pide perdón

To Top