21 de mayo de 2024 | 9:04

Bilbao

Polémica en el parque Doña Casilda: Multa de 200€ por andar en bicicleta

Miguel Castillo

27 de mayo de 2023 | 5:43 pm

La historia nos traslada a Bilbao, específicamente al Parque de Doña Casilda, un pulmón verde donde un padre, compartiendo tiempo con sus hijos en bicicleta, fue multado con 200€. El motivo: la transgresión del artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación, que se considera una infracción grave. Este incidente ha desatado un arduo debate acerca de las prioridades de la Policía Municipal de Bilbao y la regulación del uso de los espacios públicos en la urbe.

Una Multa Que Genera Controversia: El Parque Versus las Aceras

La sanción ha causado un gran revuelo en las redes sociales y entre los bilbaínos, quienes cuestionan la aparente indiferencia de la Policía Municipal ante los vehículos estacionados en las aceras, mientras que un padre es penalizado por disfrutar de un parque en compañía de sus hijos. Sin duda, es esencial aplicar las leyes de circulación para preservar la seguridad de todos, pero también se espera que las autoridades se enfoquen en las situaciones que representan un mayor peligro para la comunidad.

La Utilización de los Espacios Públicos: ¿Qué es Adecuado?

Los parques como el de Doña Casilda se conciben como espacios de esparcimiento. Es común observar a familias paseando, niños jugando y personas practicando deporte. En este contexto, ¿es justificable multar a un padre por montar en bicicleta con sus hijos?

Simultáneamente, nos encontramos con el problema de los vehículos estacionados en las aceras, una infracción que puede poner en peligro a los peatones. Ante este hecho, se ha percibido una cierta indulgencia por parte de las autoridades, lo que ha llevado a la ciudadanía a cuestionar las prioridades de la Policía Municipal.

El Llamado a un Enfoque Más Equitativo

El suceso del Parque Doña Casilda pone sobre la mesa una discusión sobre la gestión de los espacios públicos en Bilbao. Por un lado, se requiere más claridad sobre las normativas de uso de estos lugares. Por otro, se precisa un enfoque más equilibrado en la aplicación de las reglas de circulación.

Las aceras son para los peatones, no para los vehículos. Si penalizamos a los ciclistas por circular en un parque, también deberíamos sancionar a aquellos que aparcan en las aceras. Del mismo modo, si toleramos el estacionamiento en aceras, deberíamos ser más permisivos con los ciclistas en parques.

Más noticias