19 de mayo de 2024 | 6:58

Bilbao

Trabajadores de Renfe en Bilbao-Ollargan en huelga por mala gestión del taller

Trabajadores de Renfe en Bilbao-Ollargan en huelga por mala gestión del taller

Jeickson Sulbaran

16 de abril de 2024 | 10:29 am

La gestión del taller desencadena huelgas en la base de mantenimiento de Bilbao-Ollargan

Los trabajadores de Renfe, en el taller de mantenimiento de Bilbao-Ollargan, se han declarado en huelga para denunciar la deficiente gestión que compromete el servicio de Cercanías en Bizkaia. Esta serie de paros, programada para diez días de abril, busca llamar la atención sobre la precaria situación de las instalaciones y la falta de recursos, que podrían resultar en retrasos significativos en el transporte público.

Desde el 15 hasta el 26 de abril, exceptuando los fines de semana, el taller de mantenimiento de Bilbao-Ollargan enfrentará jornadas de huelga convocadas por las secciones sindicales de UGT, CCOO y CGT de Renfe Bizkaia. El motivo central de estas protestas es la crítica situación que vive Renfe Ingeniería y Mantenimiento, particularmente en esta instalación, crucial para el funcionamiento de las líneas C1, C2 y C3 de las Cercanías de Bilbao.

La transición de un modelo de eficiencia a la precariedad en Bilbao-Ollargan

En tiempos recientes, el taller ha sufrido un deterioro alarmante en su capacidad operativa. Originalmente considerado un referente en el mantenimiento de la serie 446 de Renfe, ahora enfrenta serias dificultades para cumplir con los estándares mínimos de calidad. Este declive no se atribuye a la falta de profesionalidad o dedicación del personal, sino a una serie de decisiones administrativas y a la falta de inversión que han dejado al taller en una posición vulnerable.

La gestión del taller desencadena huelgas en la base de mantenimiento de Bilbao-Ollargan

Los problemas específicos incluyen la falta de instalaciones adecuadas para realizar mantenimientos esenciales, la presencia de goteras que impiden las operaciones eléctricas durante las lluvias y un déficit crónico de seguridad que ha facilitado robos y vandalismo dentro de las instalaciones. Además, la escasez de piezas de repuesto es un problema constante; por ejemplo, la espera por un motor eléctrico puede prolongarse una semana, forzando a las unidades a operar a media potencia y causando retrasos en toda la red.

La falta de personal es otro de los grandes desafíos. El taller no cuenta con suficientes trabajadores para cubrir todas las necesidades, lo que ha llevado a la subcontratación de servicios críticos como el mantenimiento de aire acondicionado. Esto, combinado con la ausencia de personal especializado en áreas clave como tornería, soldadura y chapa y pintura, agrava la situación.

Impacto en el servicio y llamado a la acción gubernamental

La serie 446, que ya lleva 33 años en servicio, requiere un plan de mantenimiento más robusto debido a su edad y las frecuentes incidencias que afectan la fiabilidad del servicio. Esto ha tenido un impacto directo en la moral y los ingresos de los trabajadores, quienes ven cómo la consecución de objetivos se vuelve una meta inalcanzable bajo las circunstancias actuales.

La falta de atención institucional hacia las Cercanías de Bilbao y el taller de Ollargan ha llevado a la decisión de la huelga, que afectará directamente el servicio de pasajeros en los días indicados. Los trabajadores han hecho su parte; ahora es el momento de que los gobiernos de España y del País Vasco intervengan para resolver este conflicto.

Esta huelga no solo es un llamado a la mejora en la gestión y las condiciones de trabajo, sino también una señal de alerta sobre la sostenibilidad del transporte público en Bilbao. Es fundamental que se tomen acciones concretas para revertir esta situación, asegurando así la eficiencia y seguridad del servicio que miles de ciudadanos utilizan a diario.

Más noticias