14 de junio de 2024 | 6:26

Bizkaia

Artigas contará con una nueva depuradora

Jesús Carames

16 de mayo de 2024 | 7:30 pm

El Ecoparque de Artigas está a punto de dar un gran paso en la gestión de residuos con la construcción de una nueva depuradora. Esta infraestructura, que requerirá una inversión de 2,6 millones de euros, mejorará significativamente el tratamiento de los lixiviados generados tanto en el vertedero como en la planta de compostaje. Las obras comenzarán el próximo mes de junio y prometen optimizar los procesos actuales, que ya no son suficientes debido a la ampliación del depósito.

Una solución necesaria ante el crecimiento de los residuos

Los lixiviados son líquidos altamente contaminantes que se generan a partir de la descomposición de la basura orgánica o del derramamiento de los residuos dentro de los envases. Estos líquidos representan un desafío ambiental significativo debido a su volumen y toxicidad, especialmente en grandes vertederos. En el caso de Artigas, ya existe una planta depuradora, pero esta se ha quedado pequeña debido al aumento de los lixiviados generados por la reciente expansión del vertedero.

La necesidad de una nueva planta también radica en la capacidad de tratar los lixiviados de la planta de compostaje, que actualmente deben ser gestionados por una entidad externa debido a su alta concentración. Con la nueva instalación, todos estos líquidos podrán ser procesados in situ, reduciendo costos y mejorando la eficiencia del tratamiento de residuos.

La inversión y el impacto en la gestión de residuos

La portavoz de la Diputación Foral de Bizkaia, Leixuri Arrizabalaga, ha destacado la importancia de esta inversión, afirmando que «gracias a la aplicación de tecnologías alternativas, esta nueva planta va a suponer un paso adelante en la gestión integral de residuos». La depuradora será capaz de procesar la totalidad de los lixiviados que se producen en las instalaciones, lo que representa un avance significativo en términos de sostenibilidad y eficiencia.

Ubicación y futuro de la nueva planta

La nueva planta se construirá en la plataforma intermedia del vertedero de Artigas, una zona ya en desuso y consolidada. Esta ubicación permitirá recoger por gravedad el lixiviado generado en las nuevas celdas del vertedero, optimizando así el proceso de tratamiento. Además, la planta estará junto a la instalación de Bizkaiko Konpostegia, lo que facilita la integración de los sistemas de tratamiento de residuos.

La elección de esta ubicación también ofrece la posibilidad de ampliar la superficie útil de la planta en el futuro, utilizando terrenos adyacentes en caso de que se requiera mayor capacidad. Esta flexibilidad es crucial para adaptarse a posibles aumentos en la generación de residuos y garantizar que la infraestructura siga siendo eficaz a largo plazo.

Más noticias