13 de abril de 2024 | 11:22

Bizkaia

Enfermeras de Bizkaia exigen unidades especializadas para COVID-19 persistente

María José Gonzalez

8 de junio de 2023 | 9:00 am

El COVID-19, intruso indeseable que irrumpió en nuestras vidas hace tres años, continúa desafiando a nuestra sociedad y, en particular, a nuestro sistema de salud. La realidad de los pacientes con COVID-19 persistente, esos héroes anónimos que enfrentan la «gripe» a diario, se ha convertido en un tema central en la lucha contra la pandemia. Entre ellos, enfermeras vizcaínas han alzado la voz para exigir unidades multidisciplinares específicas para estos pacientes.

COVID-19 Persistente: Un Enemigo Silencioso

Las enfermeras Yolanda Vega, contagiada de COVID-19 en abril de 2020, e Isabelle Delgado, presidenta de la Asociación Long COVID Euskal Herria, se han convertido en voceras de los pacientes con COVID-19 persistente. Durante una conferencia en la Facultad de Enfermería de Bizkaia, expusieron la dura realidad de vivir con síntomas gripales a diario, la ausencia de unidades especializadas para su tratamiento y la falta de reconocimiento de su situación por parte de la administración.

El caso de Yolanda Vega es especialmente ilustrativo. Tras contraer la enfermedad, sus síntomas no desaparecieron, y se sumaron nuevas afecciones. Entre los múltiples síntomas que describe la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Yolanda padece varios de ellos, convirtiendo su día a día en un constante desafío. El COVID-19 persistente afecta su vida laboral, familiar y social, y limita sus actividades cotidianas.

Un Llamado a la Acción

Yolanda Vega, respaldada por la presidenta de la Asociación Long COVID Euskal Herria, pide la creación de unidades especializadas en COVID-19 persistente. Demandan unidades multidisciplinares que puedan proporcionar un tratamiento digno y de calidad a estos pacientes. Adicionalmente, reclaman que se reconozca el COVID-19 y la condición post COVID-19 como enfermedad profesional y accidente de trabajo respectivamente.

Además, solicitan que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) reconozca la discapacidad que produce el COVID-19 persistente. Actualmente, afirman, los pacientes son dados de alta por el INSS, quedando en una situación de desprotección laboral y económica. Además, abogan por una investigación intensiva para encontrar tratamientos que puedan mejorar su calidad de vida.

Un Presente Incierto, Un Futuro Por Determinar

La Asociación Euskal Herria Long Covid representa a quienes han permanecido enfermos desde el contagio por COVID-19, sin importar la gravedad inicial. Isabelle Delgado, su presidenta, enfatiza que los pacientes de COVID-19 persistente viven un presente incierto y un futuro indeterminado. Pide un protocolo sanitario específico y unificado, y el establecimiento de unidades multidisciplinares especializadas con formación específica.

El llamado de las enfermeras vizcaínas representa una pieza central en nuestra lucha contra la pandemia. Debemos atender a su petición y proporcionar los recursos necesarios para apoyar a los pacientes con COVID-19 persistente. Porque, al fin y al cabo, en esta batalla, todos somos uno.

Más noticias